De 0 a 1000 y de nuevo a 0,  Excursiones,  Rutas 5 botas

0-1365-0 (v5.1), LA RUTA DEL COLA-CAO ( crónica de ET )

Impactos: 83

Desde que me propuse para este 2015 subir a cimas de +1000 msnm saliendo y llegando al mar (cota cero) mi idea inicial era que fuese en una jornada. Cuando hicimos esta megaexcursión el pasado 8 y 9 de mayo me quedó ese reto “completado a medias” y me propuse que al tener una oportunidad lo intentaría en un sólo día como comenté en petit comité en alguna ocasión. En 2014 iniciamos las “puestas de sol” con una idea que surgió entre Bernar y yo al comentarle que deseaba ir a ver la puesta en el Torrent de Pareis y, hace unos me recordó ¿cuando empezamos de nuevo con las puestas de sol?
a lo que le indiqué que justo esta semana se cumplía el día que empezó todo eso que acabó siendo un éxito en todos los niveles ya que al espectáculo en primera persona al que asistimos un jueves tras otro el compartir esos momentos entre amigos no tiene nada que envidiar a un anuncio de “Estrella Dorada”, pero eso se describe y se recuerda en el apartado en la web de melga.es. Pues aprovechando la convocatoria para el jueves 18 de junio decidí que ese sería el día y podría aprovechar el regreso en alguno de los coches de los compañeros.
05:00 h. Suena el despertador y me levanto convencido de que, a pesar de los problemas de aductores que arrastro, me veo capacitado para completar ese reto. No he invitado a nadie ya que no sabía con total seguridad si me atrevería o decidiría esperar algunos días hasta que desapareciesen las molestias musculares pero me digo: “Con este madrugón no te echaras ahora atrás”. Me preparo el desayuno, y termino de acondicionar la mochila. Cojo el bus, tren hacia Palma y bus hacia Port de Soller.

 

07:55 h. Llego hasta la orilla del mar y empiezo la dura travesía que calculo me llevaran unas 10 horas completarla. Me dirijo hacia Binibassí y me cruzo con un campeón del mundo en carrera de montaña, Tofol Castanyer. Minutos atrás pensaba en él y en que si le viese le pediría para hacerme una foto con él pero al cruzarnos la sorpresa me ganó y no fui capaz de pedirle que se detuviera unos instantes, también consideré que debía respetar su entrenamiento. Tal vez me “motivé” y a la hora y diez minutos de la salida ya estaba en Biniaraix.
09:05 h. Paso por el centro de Biniaraix y aquí hay poca actividad, parece que el bar lo acaban de abrir. No me detengo y me concentro en la subida que me espera por el Barranc de Biniaraix hasta el Coll de l’Ofre. Durante el ascenso aprovecho de disfrutar ver como corre el agua por el torrente de las lluvias de estos días pasados. Sólo encuentro dos personas casi al final de la subida, antes del desvío al Cornadors.
10:20 h. Llego a la cruz del Coll de l’Ofre, 2h25′ desde el inicio. Mi mente empieza a calcular tiempos de paso por diferentes lugares, cima y llegada a Sa Calobra. Todavía no tengo hambre y eso que ya hace cinco horas que he desayunado y apenas habré bebido 200cc de líquido, un plátano que comí al inicio de la subida me mantiene en perfecto estado. Hago de fotografo para un matrimonio que dicen que están cansados de hacerse “selfies” y continúo hacia el embalse de Cúber.
11:05 h. Llego a la Font des Noguer y aprovecho para merendar pero en pocos minutos reemprendo la marcha. Ahora vienen varios kilómetros sin desnivel y creo que me servirán para llevar un buen ritmo pero sin forzar. Pero empiezo a sentir molestias musculares no se si ha sido debido a la ligera bajada desde el Coll de l’Ofre o la pequeña parada para merendar pero iba mejor subiendo el Barranc de Biniaraix que ahora. Asciendo el Coll dels Coloms y me dirijo directo hacia el Coll des Prat sin parar en la Font de Massanella (Font des Prat). Me tomo la subida con calma ya que ahora toca ascender 600 metros de desnivel sin tregua hasta la cima del Puig de Massanella. En esta ocasión me decanto por hacerlo por el Pas de S’Argentó para no coincidir con la bajada que la planeo hacer por el Pas de Sa Paret. El tramo del Pas de S’Argentó se me empieza a hacer duro ya que los aductores me advierten que estoy forzando más de lo que me conviene y lo tengo que subir con tranquilidad. Cerca de la cima del Puig de Massanella un matrimonio francés me consulta sobre un mapa acerca del Pas de S’Argentó y el Gr221 en dirección a Lluc y les doy las indicaciones oportunas para que puedan cumplir con su propósito.
13:45 h. Puig de Massanella (1365 m.) he hecho lo más duro (eso pensaba) y desciendo por el Pas de Sa Paret hacia el Coll des Prat, Coll des Telegraf y atravieso la Serra del Galileu sin perder altura hacia el Puig de son Nebot y descender por el Pas de Son Nebot. La bajada se me hace muy dura debido al fuerte desnivel y la cantidad de hoja suelta lo que no permite a mis suelas agarrarse como yo desearía. El problema muscular tampoco es una ayuda para andar en este tipo de terreno y sufro alguna ligera caída sin consecuencias. Me dirijo hacia la iglesia de Sant Pere (Escorca). 
15:35 h. Me queda la bajada a Sa Calobra por la clásica excursión del Torrent de Paréis la segunda excursión que más veces he transitado en mi vida por detrás de la del Castell d’Alaró que por proximidad es evidente que ocupe ese privilegio. La última vez que estuve aquí fue cuando destrocé mis aductores ya que hice el camino de ida y vuelta y, en el regreso quise saber en cuanto tiempo era capaz de regresar desde la desembocadura del Torrent de Paréis hasta Escorca (Una hora hasta S’Entreforc y una hora de aquí a Escorca, total ¡¡2h05′!!). Ese día no realicé estiramientos a la llegada y regresé en moto y pantalón corto lo que me debió enfriar la musculatura y derivar en esa lesión que me atormenta por momentos. Llego al cauce del Torrent de Lluc en algo más de una hora por el camino me he cruzado de subida a tres barranquistas que venían de recorrer “Sa Fosca” y me indican que en aquel lugar no había demasiada agua y había sido bastante duro. Al llegar al primer paso complicado después de S’Entreforc empiezo a encontrar agua acumulada en diferentes “gorgs” lo que me hacía presumir que además del sufrimiento de la dura jornada y de la musculatura, la cosa se podía complicar aún más… y así fué. Predecía que el Gorg des Capellá podría tener agua ya que su lecho es de roca y así fue. Las lluvias de principio de semana obligaron dos días atrás a rescatar a catorce personas que les sorprendió la riada mientras realizaban la excursión. Me encuentro con una marta que se sorprende de mi presencia, ésta no debía contar que pasara alguien por aquel lugar en esas condiciones pero todavía no sabía quien era yo, je, je. Encuentro algún “gorg” con agua achocolatada que con alguna dificultad puedo salvar por alguno de sus márgenes. Llego al lugar temido, el Gorg des Capellá, tal y como sospechaba hay agua suficiente como para echar atrás a la mayoría pero yo no me amilano por tan poco. Empiezo a guardar la ropa en la mochila y a colgarme las botas del cuello pero aprovecho la ocasión para hacerme alguna foto con el móvil con el retardo del disparador en 10 segundos. Mientras cruzaba el “gorg” no tenía muy claro si me cubriría o no y hubo un momento en que me fuí para abajo llegándome el agua hasta la barbilla. La dificultad de caminar sujetando la mochila en el aire y el no poder ver el fondo te pone en un estado de concentración y sufrimiento que hizo olvidarme del problema con mis aductores durante un buen rato. Al salir del “gorg” me seco y me vuelvo a calzar los zapatos de montaña ante la sorpresa y desesperación al adelantarme unos pocos metros y observar un nuevo “gorg” sin opciones de poderlo salvar por un lateral. Empiezo de nuevo la operación “hombre a la charca de cola-cao” pero esta vez sin ‘selfie’, ya basta de perder tiempo que si esto se complica se nos va a hacer largo. Me lanzo al agua con la mochila levantada imitando a los vencedores de la “Champions” pero más bien del equipo blanco de esta temporada ya que en algún momento casi me ahogo por salvar el trofeo, pierdo una zapatilla de playa por el fondo (si alguien la encuentra se lo agradeceré, la otra está muy sola y la echa de menos). Desde aquí cambio la estrategia y los zapatos de montaña serán mis mejores aliados hasta Sa Calobra (si llego… que fué que sí si no no os lo podría contar). Pantalonesde “running”, camiseta y a nadar dos veces cada “gorg”, uno con el móvil en una bolsa y el otro con la mochila la cual tuve que adecentar vaciando las botellas de agua para que tuviese más aire y mayor flotabilidad y atando unas ramas para que se mantuviera mejor a flote. Encontré un tronco perfecto para llevar la mochila encima pero cuando lo lancé al agua se fue al fondo debido a la cantidad de agua que tenía absorbida como si fuera una esponja. Un “gorg” tras otro voy avanzando sin pausa pero sin prisas y a a la hora que calculaba podía estar en Sa Calobra tocando el agua del mar para poner punto final al reto, todavía me encontraba junto a la “Cova des Romagueral”. A lo lejos creo escuchar algún ruido ajeno al medio y pienso que las pisadas que he ido viendo durante el recorrido podrían ser de alguna persona que fuese delante de mí y no del día de ayer. Cuando llego al siguiente “gorg” no encuentro a nadie, tal vez me llevan una ventaja suficiente para que yo sólo y en estas circunstancias me impidan alcanzarles. En el que creo será el último capítulo de “hombre a la charca de cola-cao” todavía tengo humor para grabar en vídeo el segundo viaje que recorro para recuperar la mochila y que fue el momento en que más sufrí el problema muscular ya que con tanto entrar y salir del agua en una zona sombría, con aire, las piernas se me habían enfriado y los aductores ya me habían soportado tanta exigencia. Apenas a 10 minutos del final veo los primeros rayos de sol y no dudo en ir directo allí para ayudar a los músculos a entrar en calor ayudado por algunas friegas.
Cuando llego a “s’Olla” advierto a varias personas que se estan secando y cambiando de ropa lo cual me hace intuir que eran las personas que iban delante de mí en el torrente, al ver como se detienen en su tarea al advertir mi presencia y me hacen el gesto de “ok” me muestran su complicidad en la aventura y valoran el esfuerzo que he realizado en solitario (y eso que no sabían que mi aventura había empezado más de once horas y media antes en el Port de Soller).
19:40 h. Llego al mar (cota cero) tras ¿36 kms., más de 1700 metros de desnivel positivo? (el gps del móvil se detuvo por falta de batería y no pude guardar la ruta, brrrr!, habrá que volver, je, je) y 11h 45′ de aventura con todos los ingredientes que sirven para dar más aliciente a las salidas por la montaña. Cuando bajaba del Puig de Massanella me dí cuenta que la piedra que había cogido en el Port de Sóller para depositar a 1365 msnm todavía la llevaba en la mochila y decidí depositarla de nuevo en el mar, pero esta vez en Sa Calobra. Encuentro el mar algo nervioso pero tras todo lo que he pasado hoy no me impide adentrarme para darme ese merecido baño si bien para salir tengo que adaptarme al medio como he tenido que hacer durante todo el día y aprovechar una ola que me lleve a la orilla ya que cuando intentaba luchar contra el mar este me retrocedía en el intento. Sin duda este día será de esos que no se me olvidarán jamás y en los que me he sentido autosuficiente para poder integrarme en el medio y no luchar contra él.
19:50 h. Llegan mis compañeros de “Puestas de Sol”… pero eso es otra historia.
 
Emulando al ultimo superviviente, nuestro amigo Andres ( ET ) menudo crack
Emulando al ultimo superviviente, nuestro amigo Andres ( ET ) menudo crack

6 Comentarios

  • Bernar

    Cronicon Andreu, no se de donde sacas la energía o la motivación para marcarte estos retos. Pero bueno, mejor que sea así y los hagas tu y los cuentes. Así ya no tenemos que ir nosotros….jejejjejeje

  • melga

    Para los que te acompañamos en esa misma ruta, pero en dos días nos llena de orgullo y satisfacción ( palabras de Juanca ) jajajajaja, ver como vas consiguiendo tus retos personales, retos que estan al alcance de muy pocos. Enhorabuena por tan inmensa hazaña, y cuídate que nos tienes que guiar en mas ocasiones.

  • paulino

    Desde luego Andreu vaya paliza que te pegaste. Hacerlo en Junio con el calor que hacía y encima con molestias musculares. Ya no sé lo que tengo que decir sobre ti y tus retos…espero que te tomes unas semanas de descanso para recuperarte porque sino…..

  • Fernando

    Andreu, poco o nada mas que añadir a la crónica y los comentarios que me preceden. Increíble proeza llena de obstáculos superada de forma aplastante. Si ya tuvo su gracia en su día con vivac por el medio, apenas llego a imaginarme como es eso de hacerla en una sola jornada. El momentazo Torrent de Pareis colofón a una aventura espectacular. El primer jueves de las puestas de sol 2015 será largamente recordado por tu de cala a cala y cima por el medio y…..tiro porque me toca realizado. Enhorabuena….a medida que tu te superas….nos haces mas…sabios y amplios conocedores de nuestras limitaciones. Hasta la próxima

  • AndreuQ

    Gracias por los halagos pero considero que todo es cuestión de proponérselo a uno mismo y no dudar de que se puede llevar a cabo. En solitario es diferente y es donde el papel psicológico adquiere mayor protagonismo, especialmente si cuando estás intentado luchar para terminar te encuentras el mayor obstáculo del día.
    Al día siguiente tuve que ir al fisioterapeuta el cual me dijo que estuvo hace unas semanas en el Torrent de Paréis por primera vez en su vida y que era un lugar donde no haría falta ir a buscarle si le diesen por desaparecido.
    Al final hoy he descubierto que el track se debió guardar automáticamente antes de acabarse la batería y lo he subido a wikiloc (sin correcciones, es decir con los defectos que pueda haber de cobertura, alturas, kms…)
    http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10025326
    Tal vez esta misma semana vuelva al Torrent de Paréis a ver si encuentro la zapatilla perdida, je, je, y también para ver como me encuentro físicamente.

  • Francisco Javier Velázquez

    Hola Andes:
    Una ruta con todos los ingredientes para personas como tu y vaya nuestra mas sincera admiración por esta aventura en solitario. No conocemos la zona pero no dudamos que ha tenido que ser durisimo.
    Recibe un afectuoso saludo de Javier y Almudena y por favor cuida esa musculatura. jejejeje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.