Excursiones

Circular Castell d’Alaro – Orient por el Pas de s’Escaleta

Impactos: 58

Cuando hace calor porque hace calor, cuando es verano porque es verano, cuando hace frío porque hace frío, cuando la abuela fuma porque la abuela fuma, cuando “que bien se esta en la cama a las 8 de la mañana cuando oigo la lluvia caer tras los cristales” pues eso……., cuando todas y digo todas las previsiones meteorológicas anuncian el diluvio universal para el sábado y agua para dar y tomar, resulta que la gente tiene una nueva excusa caída del cielo, valga el recurso fácil, para huir de compromisos inexcusables con la madre naturaleza y dejar de lado el ejercicio físico y las terapias semanales. Luego te llenan el chat con fotos de aperitivos, de viajes a la tierra que la vio nacer, de viajes familiares o viajes de placer, de chistes varios o de muebles restaurados……cualquier excusa es buena para no dejarse ver en días de lluvia….que no fueron tales.

Complicado lo de sugerir algo cuando no sabes si tendrás que pedir prestada la piragua, llevar un pararrayos portátil o ayudar a Noé a llenar el arca. Visto lo visto y confiando a pie juntillas en los gurús atmosféricos barajamos diversas opciones, sin ningún tipo de complicación, para andar bajo la lluvia y oler la hierba mojada. Tenía pinta de ser el primer día de otoño del año y al esperarlo pasado por agua, también pensábamos en disfrutar de nuestras prendas de abrigo. Al final hubo poco o casi nada ni de lo uno ni de lo otro.

Con muy pocos votos en el foro gano la opción de una pequeña travesía entre pueblos por senderos y caminos mas o menos marcados. Un Bunyola – Alaró por la Comuna, el Coll des Picó, Salt des Freu, Pas de s’Estaló, Orient, Pla des Pouet, Castell d’Alaró y finalmente Alaró. Como había que dejar un coche al final de la ruta, quedamos en Alaró a eso de las ocho de la mañana cuando ya chispeaba desde primera hora. Llegué el último a en punto y me encontré con Andreu, Paulino, Antonia y Andreu, todos uniformados y en plan pase de revista con sus polainas. En ese momento me di cuenta que no solo seguía dormido a esas horas intempestivas sino que tanto preparando la mochila como posteriormente vistiéndome para la ocasión, ni se me había pasado por la cabeza coger las polainas siendo estas algo imprescindible para lo que se avecinaba según las últimas previsiones. Mientras me arrepentía del despiste, Andreu nos comentaba que solo había venido a saludarnos, que trabajaba por la tarde y que subía al Castell a continuar con la locura de su reto. (Lo de la locura es un término mío que he añadido porque el no lo menciono en ningún momento). Después de su Travessa de punta a punta incluidos los tres faros de Sa Dragonera, el GR de Artá a Lluc en solitario, otra Travessa, mas corta, en solitario, el Camí de Cavalls también acompañado por si solo y yo que se cuantas cosas mas, cerraba el 2014 con sus 50 subidas al Castell d’Alaró en los 50 últimos días del año, habiendo superado ya, a estas alturas, la mitad de la aventura. Mientras seguía maldiciendo el no haber ni siquiera pensado en las polainas, le dábamos vueltas a eso de salir desde Bunyola y que el agua nos pillara entrando en la Comuna con lo que eso supondría. En esas estábamos cuando decidimos participar del reto de Andreu y aportar nuestro pequeñísimo granito de arena y hacer una ascensión con él. Subiríamos con él y después alargaríamos el paseo bajando por el valle de Orient antes de volver a Alaró. Empezamos la excursión en el arcén donde dejamos los coches en el desvío de la subida al Castell con la carretera de Orient. Desde allí el cartel del GR indica 1 hora 45 minutos. Bajo un suave chirimiri, Andreu nos contaba que él suele tardar entre 1 hora 32” a 1 hora 40” subir y…….bajar. Si en un par de ocasiones ha subido dos y tres veces, imaginaros por un momento el ritmo que mantiene el amigo……

En esta ocasión tuvo el detalle de subir tranquilamente mientras íbamos hablando, atendiendo a los comentarios y enseñanzas de Antonia, respecto a los tipos de setas que encontrábamos a nuestro paso y como cocinarlas. No llovió en ningún momento de la subida pero la humedad del ambiente, conseguía que llevase completamente empañadas las gafas de sol y sudar como un pollo. Complicado eso de encontrarme en buena parte del ascenso en tierra de nadie, yo solo contra yo mismo y si no te llevas muy bien se hace largo y tedioso. Andreu y Paulino por delante, tranquilamente, estirando y comentando la jugada. Yo detrás, haciendo la goma, ahora os pillo, ahora no, ahora respiro y me quedo, ahora me paro hago dos fotos y “¿donde coño se han ido?”. Detrás de mí, a su ritmo Andreu y mas atrás Antonia, disfrutando de la salida y del tiempo que llevaba sin patear montaña.

Llegamos al Castell, saludamos a unas parejas con niños que habían pasado la noche en ese idílico emplazamiento y acompañamos a Andreu a su lugar estratégico, en lo más alto del lugar, donde apuntaba escrupulosamente a base de palitos verticales y el correspondiente diagonal, en grupos de cinco, sus subidas al Castell. Para que no hubiera duda de semejante proeza o…locura infinita, no fuera que el rotulador negro perdiera su color, se inmortalizaba a si mismo con la cámara de su teléfono. En esta ocasión y como podéis comprobar en las fotos, hechas con cámara acuática, lo inmortalizamos nosotros.

Merienda en el porche de la capilla, resguardándonos del viento frío, bastante frío, por unos momentos y café con leche calentito en el bar del refugio celebrando, por adelantado, el santo dominical de los dos Andreu que nos acompañaban.

Extremamos las precauciones bajando por las mojadas y resbaladizas piedras del camino y nos dirigimos hacía el Pla des Pouet donde Andreu nos abandono debido a que lo reclamaban en Alaró. Continuamos nosotros cuatro hasta Orient y poco antes de llegar a la última curva antes de entrar en el pueblo, decidimos volver a Alaró por el Pas de s’Escaleta en vez de acercarnos a Es Freu a ver si llevaba agua ya que no había llovido nada. Retrocedimos pues sobre nuestros pasos y por el asfalto fuimos a buscar el GR dirección Alaró. Una vez superado el Pas de s’Escaleta y ya en la pista asfaltada nos tuvimos que poner los chubasqueros ya que parecía que esta vez si iba en serio y empezaría a caer lo que nos habían contado…..pero nada de nada, cuatro gotas y punto. Tanto va el cántaro a la fuente que de alguna manera u otra nos tenía que acabar incomodando y ¿cuándo fue?….en el peor momento,…ganas de joder la marrana,….cuando tranquilamente estábamos comiendo en la plaza de entrada a Alaró por el Camí de s’Estret, empezó a caer agua de manera continua y copiosa e hizo que con la comida todavía en la boca bajásemos calle abajo buscando un bar donde refugiarnos. Entramos en el Bar sa Punta y ahí, con un café y un orujo brindamos por otro día entretenido en el que éramos todos los que estábamos…..pero se echo en falta a mucha gente, que también son…cuando están.

Mestre, en esta ocasión las fotos son de la cámara acuática….no convenía arriesgarse a usar otras, ni la vieja…ni la nueva…jajaja. Espero ver tus fotos de la playa de las catedrales….

DSCF1394
Aportando nuestro granito de arena en su último reto del 2014

3 Comentarios

  • AndreuQ

    Encantado de haber tenido vuestra compañía en la 28/50 a pesar de que sólo pudiese ser en la subida. A fecha de hoy, con 32/50, ese ha sido el único momento que he ido acompañado por lo que no se de que te quejas Fer por ir unos minutos entre dos parejas de montañeros y no andar ni con unos ni con otros. Hoy mi compañía ha sido la lluvia y el viento con un chaparrón que me he acordado de la última Travessa entre Deià y Pollença que tuve que soportar toda la lluvia atrasada de septiembre y octubre en sólo dos días.
    Si puedo acabaré este reto el ‘día de la montaña’ (11 de diciembre) y tendré tiempo para contrariar a Fer en eso que dice ‘el último reto del año’ ya que tengo dos semi-retos que también creo podré llevar a cabo, en menos de un mes lo sabréis.

  • Paulino

    Estupenda subida al Castillo de Andreu, conocido también como el Castell de Alaró. Muy acertadas tus palabras, como siempre Fernando, acerca del compromiso de los integrantes de este grupo de excursionismo y las excusas variadas a la hora de justificar su ausencia………Pero ya no los vas a cambiar. Yo por mi parte estoy mirando otros grupos más comprometidos con el espíritu excursionista que veo se ha perdido .

  • Melga

    Sea con la cámara que sea la esencia del fotógrafo no se pierde, magnificas fotos , ya estoy deseando compartir ruta con vosotros y aunque el grupo sea mas reducido no perderemos nunca el espíritu aventurero y de compañerismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.