Excursiones

Clots de l’Infern……..y el Taxi de Escorca

Impactos: 50

Lo que se ha perpetrado este fin de semana tiene un largo recorrido, concretamente desde el principio de la ídem y cavilado concienzudamente en dos lugares concretos de Lloseta city, lugar de recogimiento espiritual y obras varias por el bien del pueblo. Desde mi casa tenía claro que debía callar unas cuantas bocas, demasiado abiertas en la mayoría de las ocasiones, y resarcirme de los comentarios hirientes sobre la excursión anterior, denominada “Ses Mamelles o el día de los suecos”, los verdaderos y los que se hicieron pasar por ello. A unos cuantos metros de distancia, calle arriba, vecinos desde hace poco y sin haber tenido todavía la decencia de presentarse y saludar como toca, estaba Manel, postrado en su cama, con unas decimillas de fiebre y en pleno delirium tremens, con tiempo para pensar, en su afán por ir minando el pedestal presidencial en el que me encuentro amargamente, soltaba una de sus ocurrencias gloriosas. Como sabía que en su lamentable estado no aguantaría físicamente mi propuesta para el sábado y por su constitución atlética no podía permitirse estar una semana sin mover las piernas, sugirió algo para el viernes intentando engañar a unos cuantos incautos, empezando por, su apreciada por todos nosotros, mujer. Viernes de ruta de ocho kilómetros, Lloseta – Biniamar – Font des Patró – Puig de Lloseta -LLoseta…….cena en l’altura y posibilidad de fotos estupendas de la luna llena. A unos cuantos sentimentales sociales no nos dio tiempo, ni coraje, de buscar una excusa mínimamente creíble y decidimos acompañar a nuestro enfermo compañero en su búsqueda del nirvana espiritual. Marian lo agradeció….no quiero ni pensar si le hubiera tocado ir sola con la explicación previa de Manel “Cariño, un paseo light por los alrededores de nuestros dominios”. Aina, que las pilla al vuelo, pensaba acudir, en un primer momento, a la cita, pero rápidamente acabo visualizando, con ese don que Dios le ha dado, la argucia del Maquiavelo Manel y declino la invitación. Paulino no lo imagino pero pensó “donde hayan dos cervezas que se quiten dos…o era donde haya dos…?” y nos cambio por la Factoria de So. Barby y consorte mas de lo mismo, con el agravante de que quería reservar mesa si o si y cuando tomo consciencia que perdía la comisión, se fue con su arte y consorte…a otra cena. En fin, que Miguel, que apareció en tejanos, sin mochila, sin agua y sin frontal, demostrando que no tenía clara la encerrona del aspirante a presidente de la comunidad esquirola, Santi que nos honro con su presencia después de mucho tiempo, Bernar que no se que decir de su asistencia, Marian, porque no le quedaban mas…… y yo, por no hacerle un feo al ideólogo griposo, fuimos los cinco pardillos de las ocurrencias febriles del ironman. Decir que por segunda vez en mi vida, tropecé con la misma piedra y me volví a meter entre pecho y espalda una pateada con el trípode a cuestas sin llegar a usarlo ni un segundo. Hacía frío, la luna salió demasiado pronto y a una velocidad de vértigo, la subida fue dura, se nos quitaron las ganas de fotos y…¿para que seguir comentando la jugada?. Si ese paseo surrealista debajo de la luna llena y las batallitas de la infancia de Bernar, sirve en un futuro para que cada vez que Manel haga la misma ruta, verano o invierno, en solitario, se lleve el puto móvil….todos nos daremos, yo el primero, por satisfechos. De nada, Marian. Gracias a la reserva de mesa que hizo Santi bajando, cenamos los seis en l’altura, en el sitio donde antes estaba el molesto y ruidoso futbolín. Gran detalle su desaparición.

Madre mía de mis entretelas!!!, como se nota que llevo un mes sin escribir crónicas, pintando poco y cantando menos. Se va a hacer largo el camino y los dos kilómetros de asfalto que decidisteis no hacer…….

Sábado, propuesta única, larga, dura, por una de las zonas mas agrestes y salvajes de la isla. Normalmente la ruta de los Clots de l’Infern es lineal, es decir, debes tener en cuenta para la vuelta un medio de locomoción o un pulgar en condiciones para hacer autostop. Hay gente que deja coches previamente a la altura del kilómetro 9,5 de la MA-2141, en una pequeña explanada o finaliza la excursión en el Port de Sa Calobra y sube en el autobús de línea cuando empieza la temporada turística o en los vehículos que han dejado allí con anterioridad. Todavía molesto por algún que otro graznido a destiempo, estaba yo dándole vueltas a mi dimisión irrevocable por lo sucedido el sábado anterior y las tres horas resultonas de excursión (culpad a la LFP y sus horarios esperpénticos), cuando decidí, casi multiplicar por tres, la pateada de este sábado, mientras media sonrisa burlona se adivinaba en mi cara “se van a cagar….”. Como uno es rencoroso y vengativo, pero muy, muy caballeroso, no obvie ningún calificativo descriptivo de la excursión en el foro, por lo que entendí que los asistentes estaban avisados. Mataba varios pájaros de un tiro, por un lado, los susurros desencantados y las puñaladas traperas de la semana anterior, se convertirían en gritos descarnados cagándose en mi jodida estampa. Dos, me da muchísima pereza, siempre, bajar coches previamente a Sa Calobra, por lo que conlleva de pérdida de tiempo y de concentración continua. Tres, había algún@ que otr@ que pensaba en el bailecito que se pegaría por la noche con alguna que otra copita en la mano…..pues bien, como yo no se bailar y no me gusta beber……..se nos quitarían las ganas a tod@s. Cuarto, porque era una ruta cojonuda y bien valía la pena. Quinto, porque mientras no aparezca otro iluminado tramuntanero……las propuestas siguen saliendo del mismo sitio.

Coll de Cal Reis, Nus de Sa Corbata, Clots de l’Infern, Km 9,5 carretera de Sa Calobra, 2 kilómetros y medio de asfalto….de subida, Cami de sa Barra, Clots Carbons, Cami des Cingles, Coll de Cal Reis.

Esta era la increíble y espectacular propuesta única del día…pero ya se sabe aquello de que uno propone y algún que otro amigo de Bernar dispone…….

La gente llego a la hora de la quedada entusiasmada. Bueno, los que habían leído el foro que eran los menos. Vale, éramos tres o cuatro, no mas. Ahí, en el mismo parking empecé a tomar consciencia de que sería un día entretenido. No sabía lo que nos esperaba. Aparecieron Paco, Jose y Josete, en teoría amigos de Bernar, pero este juraba y perjuraba a todo aquel que quisiera oírle, que no los conocía de nada. Bueno, a uno que había estado con él de viaje esquiando, un poco. Otro, le sonaba de hacia más tiempo pero no sabía de que y como. Y el tercero, ayyyy el tercero!!!!….el que de verdad acabó conociéndolo…fue Paulino.

Salimos con cuatro coches dirección el Coll de Cal Reis y Jaume nos hizo volver al haberse olvidado el móvil y la cartera. Fue la única vez en todo el día que Jaume iba situado detrás mío….sentado en el asiento de atrás. Bueno, mío y…de todos. Al no asistir, esta vez, ni suecos ni suecas, fue bastante mas antisocial que de costumbre. Extrañamente, en un principio, Aina fue a su vera durante buena parte de la excursión. Luego nos enteramos que esta iba de subidón mañanero y babeando, babeando, las piernas van solitas. Fue observar unas barbas bien arregladas y se encontró casi sin quererlo…en cabeza del grupete.

Siempre hemos defendido que una de las gracias, por no decir la única, de este grupo diverso, disperso pero bien avenido es que cada uno va a su puta bola. No existen jefes ni indios, ni vaqueros ni guías. Un texto, la mayoría de las veces, siempre un track y solo un inspirado, con algo de tiempo libre, que se ha medio preocupado de documentar la excursión. El problema viene cuando el inspirado, o sea yo, pierde la inspiración, (pasa muy a menudo), se deja llevar por una temperatura primaveral y se dedica a hacer fotos, obnubilado por el paisaje y a disfrutar a su manera de los parajes por los que transitamos. Uno que se pone en cabeza a tirar sin saber donde vamos, otro que lo sigue, el tercero también…y el cuarto. A varios metros de distancia el resto de la gente toma el mismo camino y….ya la hemos liado. Cierto que nunca nos perdemos, apenas nos desorientamos, pero estas lagunas estructurales nos hacen perder un montón de tiempo y…pasar dos veces por el mismo sitio. Cuando me cerciore de esta situación y paramos a echar un ojo al track…..el de la coleta se había saltado, en su afán de seguir las fitas, dos de los cuatro Clots a visitar. Ojo, siempre según el track que debía servirnos de guía. Si tras un descenso vertiginoso y varias caídas, llegas al Clot número 3……, las enseñanzas de Perogrullo te indican claramente que te has saltado dos y que se debería retroceder, aunque solo fuera por vergüenza torera, en busca de los otros dos. He de reconocer que a mi me cambió la cara, pase automáticamente de mi estado Off, cabreado, a modo On, muy cabreado. Me comía por dentro la, en ese momento, seguridad de habernos saltado el muro de piedras de contención que permite solventar fácilmente un salto del torrente. Luego, felizmente, el devenir de los acontecimientos demostró que no fue así, reflejando que mi lectura de la documentación tampoco había sido demasiado fiable. Merendamos una vez superado el Clot número 2, en una especie de resalte rocoso. Aina comento, sutilmente, algo acerca de mi modo ON y yo me acorde de sus ancestros, provocando estupor en algunas caras y una carcajada ruidosa en la mencionada. Mientras tanto, Jaume, en su necesidad vital de no estar rodeado de gente, había ido a buscar por su cuenta y riesgo, el Clot número 1. Volvió, nos informó y decidimos unánimemente olvidarnos de él,….si, también del Clot. Entre bocado y bocado, algo de plátano y trago y trago del espectacular orujo artesanal gallego que me trajo Andreu, comentábamos risueños el conejo con fideos de Toni y las vueltas a la mesa de Cati….Ay Toniet!!!!, en buena hora comentamos las “torcidas” subiendo a la Font Nova del Massanella. Por cierto, feliz aniversario a los dos por adelantado, que lo celebréis como se merece semejante acontecimiento y….nos lo contéis luego con fideos y señales.

Volvimos al Clot 3 y vuelta a la realidad mas real…unos que quieren salir por la izquierda, otros de frente, alguno por la derecha, Jaume no se donde y….Bárbara preguntando “¿donde esta el Norte?”. Recapitulemos…., habíamos transitado una primera vez por el tercer Clot, dos veces, ida y vuelta por el segundo y nuevamente estábamos en el tercero. Salimos de este dirección el cuarto. El cuarto no es tal, son varios Clots mas pequeños, tipo selva impenetrable amazónica hasta que llegas al cuarto propiamente dicho. Mientras Miguel me martirizaba los oídos (era el puto punching-ball del día) con lo de “no tires en automático” a voz en grito…a sabiendas que llevo ya un par de excursiones peleándome con el modo manual de la cámara, buscando una conversación que en ese momento no se dio…., Bárbara se peleaba con su ojo con una lanza de carritx…perdiendo la contienda. Libero se subía a un peñasco y pegaba su grito característico de “Holaaaaaaaa” esperando que le devolvieran el saludo. El último Clot fue especialmente duro. Desde las atalayas privilegiadas que rodeaban la explanada de brezo, podías observar como estos se movían, misteriosamente, a nuestro paso, sin ser capaz de adivinar a nadie en la espesura del lugar. Conseguimos, no sin esfuerzo, salir del último Clot, tras unos comentarios sobre el pasillo de casa, Carrefour y el Corte Inglés. Que me perdonen las marujas cotillas del grupo pero sinceramente no recuerdo este pasaje bíblico. El sufrimiento tuvo premio y desde la cresta rocosa que por un lado encerraba este cuarto Clot, por el otro nos ofrecía una inmejorable vista sobre la desembocadura del Torrent de Pareis. Escuche una voz a mi espalda preguntar si alguien llevaba cuerda, esparadrapo o cinta americana. Era Josete. Pensé que seria para sujetar la GoPro o algo parecido. El problema era mas importante y luego, a la larga, determinante en el transcurso del día. Estaba perdiendo la suela de sus Air zapatillas. Lo de air es por el ruidillo que soltaban a cada paso que él daba. Unas fashion convert de la muerte, especialmente recomendadas para ese día. La roca cárstica se relamía a cada paso que daba, comiéndose la suela y devorando sus ganas. En su defensa decir que tiene unos auténticos cabritos como amigos o….conocidos. Fue en aquel momento cuando se le oyó decir eso de “ya se como llamar a esta excursión,……la primera y la última”. Como buenamente pudo, pego el esparadrapo alrededor de la suela en la zona de la puntera y proseguimos la marcha. Un par de trepadas en una arista un poco expuesta, un paso por una estrecha cornisa unos, por abajo otros y nuevo desbarajuste grupal, esta vez ya definitivo. Con la idea de evitar las fitas dirección a la Cova de sa Campana, nos fuimos demasiado en contra dirección, hasta que una vez lo tuvimos claro, lo asumimos y lo masticamos deliberadamente echándonos la culpa unos a otros, decidimos olvidarnos del track y bajar a buscar la carretera de la mejor forma posible. Poco antes de tamaña decisión, Josete volvió a dar el aviso….su suela quería abandonarlo definitivamente y este a duras penas conseguía retenerla. La parte del tobillo la llevaba ya casi colgando. Sin comerlo ni beberlo estaba haciendo un Evelyn!!!. Para poner en antecedentes a los tres o cuatro que no leéis esta página, nuestra querida y añorada Evelyn tuvo la misma experiencia en su primera salida con nosotros y por una zona parecida, Boverons, Pas de sa Mata, Olla d’en Pastor….y lo solucionamos con un calcetín, limpio, por encima de la bota y el sentido de supervivencia de nuestra amiga. Al escuchar la historia, Paco se presto a ayudar inmediatamente a su amigo. Dijo eso de “yo tengo un calcetín de sobras” y ni corto ni perezoso se quito su bota, un calcetín, otro….y se lo ofreció a Josete. Yo, en ese momento decidí partir, huyendo de la olorosa escena, a estudiar la escapatoria con Paulino y Jaume. Mas adelante observé que Josete renuncio a la ayuda del calcetín usado y solventó el trago con una bolsa anudada a la suela. Por una zona intransitable, abriendo camino y destrepando entre rocas y maleza, conseguimos avistar la carretera a escasos cincuenta metros. Eran las dos de la tarde. Era obligado un cónclave de urgencia para valorar la situación y tomar medidas. Yo calculaba que nos quedaban, como poco, unas tres horas y algo de excursión….en ligero ascenso. En el peor de los casos, una buena tunda tal y como iban ya algunos. El run run que iba sonando por ahí parecía claro. La opción de seguir quedo descartada enseguida. Josete no podía seguir bajo ningún concepto en esas condiciones. Por cierto, a su lamentable estado zapateril, había que sumarle una serie de rasguños en la cara…un poema. Buena parte de los allí presentes acumulaban ya un buen tute en las piernas y no estaban por la labor de hacer tres o cuatro horas mas. Realmente había que añadir que, quien mas quien menos tenía planes por la noche y es de justicia reseñar que los asistentes abrigaban ciertas dudas acerca del tiempo que nos llevaría acabarla y su asistencia en perfectas condiciones a sus compromisos ineludibles.

Una vez estuvimos mas o menos de acuerdo en la primera decisión había que tomar la segunda. ¿Cómo salimos de aquí?. “Bajamos a Sa Calobra y cogemos el bus de línea” dijo uno. “Pero, ¿ya hay bus?” preguntó otro. Llego el tercero y sugirió “hacemos autostop y que los conductores nos bajen recoger”. Yo, que ya tenía un cortocircuito desesperante entre mis modos On y Off, exclamé “complicado, nos tienen que coger a tres” “¿cuánto rato estaremos, 10 minutos, una hora?”. Jaume, que debía tener ganas de hablar después de su excursión en solitario, dio con la clave “podemos llamar al taxi de Escorca y que suban los conductores a por los coches”. Me quede con la palabra “Podemos” por dos razones, una por evidente y la otra por el plural, “yo busco, te dicto para que apuntes y tu llamas”. Mientras aclarábamos el “¿Qué me estas contando?”, Bernar tomo las riendas de la situación y llamo al taxi, eso si, no sin antes decirle que no bajara a buscarnos hasta que hubiéramos acabado de comer. Excursión brutal y 30 euros por un final feliz. Llego el taxista y Barby nos decía “Yo lo conozco, lo he visto en l’altura varias veces”. Yo pensé, “Joder, que vergüenza” y como poseído por el espíritu escondido de la Tramuntana me encontré a mi mismo excusándome atropelladamente “es que, es que, es que, ….la suela, no quieren , no se….” y el señor taxista mirándome en plan “Peeeeero, ¿que me estas contando chaval?” mientras Bernar se moría de risa. Cuando les dije a mis compañeros de aventuras, digo de taxi, que repararan en los dos kilómetros y medio de asfalto de subida y luego el desvío para coger el cami de sa Barra, note que les cambiaba el rictus de la cara y se dejaban caer confortablemente en la tapicería inmaculada del taxi guapo y bonito. Llegamos al Coll de Cal Reis y tres coches bajamos a por los demás. Como dice la Ley de Murphy “si la piedra va derecha al culo,…aunque pongas la cara, te da en el culo” me vi a mi mismo conduciendo de bajada a Sa Calobra, justamente lo que durante toda la semana había intentado evitar. El tramo de subida desde el kilómetro 9,5 de la MA2141 hasta Can Gallet tuvo su gracia comentando la jornada. Estaba siendo un día demasiado extraño, raramente surrealista y creo que a esa hora alguno ya hiperventilaba. Posteriormente, el momento Can Gallet fue de fiestas patronales, fallero mayor y San Fermin apóstol. Paulino, desbocado, sin ataduras de su Chufi, siguió haciendo de las suyas, buscando nuevos amigos, machacando a los que hasta ese momento le habíamos tenido en consideración, digo, aguantado a secas y empezó una batalla campal a cuchillo jamonero en plan “y tu mas” verdaderamente apoteósica. Yo ya no tenía modo ON ni Off, lo tenia en modo Estrella y era Miguel quien ahora me tomaba el relevo. Paco, empujado por Detritus Perfectus, el cizañero de las historias de Asterix y Obelix,, nuestro bien hallado Paulino, nos estuvo enseñando una serie de fotos……inclasificables,….por espectaculares. El momento álgido de la escena costumbrista llego cuando Paulino, enseño su foto en la puerta de la sala del cine con varias mujeres, entrando a ver cincuenta sombras de Grey y Paco, le dijo que eso no era nada, fácilmente superable. Paulino, rápidamente, buscando su oportunidad, con esos ojos de cordero degollado, le susurro casi al oído “Si me enseñas una con mas tías te doy un morreo” a lo que……Paco, ráudo y veloz, fue a su fototeca a enseñarle la instantánea. Creo que las risas llegaron a la cabina del camión de ese añorado conductor solitario…camino de Francia.

Dejamos reserva para comer allí el sábado que viene. Os recuerdo que la explicación a semejante acontecimiento lúdico – gastronómico esta en el foro y nos gustaría disfrutar de la asistencia de todos los que podáis en esa comida de confraternización. Miguel, Jaume, Aina, Paulino y yo bajamos a Inca muriéndonos de risa por algo…..que por mas que le doy vueltas no consigo recordar. Hasta aquí el ladrillo de argamassa y pedra en sec de esta semana. Si alguno ha llegado hasta aquí, primero agradecérselo y segundo que no se preocupe, que respire, que tome aliento, que brinde a mi salud…….que no me tocara escribir de nuevo hasta dentro de muchas semanas. Jose, Josete y Paco, ha sido un placer. Hasta cuando queráis. Si queréis hacer un grupo privado con Paulino no hay problema, lo entenderemos. Si es solo con Jaume también……………..Aina, ¿quieres un pañuelo…….?.

Mis fotos…….

_MG_0183
Y en que momento le dijeron “esta hecha con el móvil…..”

Las fotos de Melga

Cati y Toni en es Clots de l´infern
Cati y Toni en es Clots de l´infern

11 Comentarios

  • melga

    Jajajajaja, me he reído un montón con el ladrillo refractario que has escrito, me lo leí de un tirón y sin pausas. Fotazas mestre y eso que aun no las he visto, jajajajajaj. Pilar ya le dijiste a Xufi que ha conocido a otro y que rompes tu relación con el ?. Como podrás comprobar no te hemos borrado la cara en las fotos a pesar de nuestras amenazas, no queremos negarte la posibilidad de que otro grupo te adopte. Por lo demas excursionaca que nos montamos, con lindos caminos y avenidas por las que transitar 😉

  • Mercedes

    Ferrr!!! Como escribes, también lo digo por lo largo pero muy bueno. Las fotos como siempre me encantan. Pero lo importante. Han quitado el futbolin de l’altura?Jajajaja besos para todos

  • Toni

    Por fin he conseguido leerme la crónica de un tirón, jajaaa. Muy bien Fer como siempre muy buena crónica, y gracias por la parte que nos toca. Que decir de las fotos de nuestros dos reporteros, me faltan adjetivos, viendo las fotos he vuelto a disfrutar de la excursión, de lo mejorcito que hemos hecho, como siempre con buena compañía y buen rollo. Bueno Fer ya te contare si en el buffet había fideos con conejo o era conejo con fideos.

  • paulino

    Después del cachondeo de los últimos días conviene ser honesto y decir la verdad…sin que sirva de precedente.
    La excursión ,a pesar de algún que otro problema de orientación, fue magnífica. La zona del Nus de Sa Corbata es de mis preferidas por muchos motivos aunque el principal es que hace 2 años casi me muero por aquellos parajes.Es una zona que exige mucho de ti mismo por la dificultad a la ahora de ir avanzando por terrenos impracticables.
    Es cierto que Fer pecó de optimista al pensar que se podría hacer en un tiempo razonable. Nada más comenzar la excursión y viendo cómo iba la gente nos dimos cuenta que sería imposible cumplir horarios. Aún así el hecho de ” desorientarse” por la montaña añade un aliciente de aventura que provoca que a veces te suba la adrenalina.
    Así que a ver si algún día PODEMOS hacerla sin tener al Arapahoe de guía espiritual………que la lió parda

  • AINA SEBASTIA

    No necesito pañuelos, Fer. Teniéndoos a vosotros quien necesita más….
    Disfruté un montón, aunque un poco “corta”. Hay que repetirla.

  • Antoni Cifre Bestard

    Ahora veo que los Sabados os dedicáis a realizar excursiones pachangueras,unos cuantos amiguetes,cervecita,paella y vuelta a casa en taxi,así yo también me apunto,en cambio os sugiero realizar una excursion los Lunes y Miguel,Paulino y tu Fer me lleváis a la fin del mundo,pero un servidor aguanta lo que sea y conmigo no podréis……..así qué el próximo Lunes repetimos. Por cierto Fernando no te pases más de tres semanas sin escribir la crónica ya que se te va la mano y para terminar de leerla he necesitado 2 días y 5 horas.

  • groig

    veig que no quedareu satisfets, Fer la proxima visita a este barrio la podemos combinar ascendiendo por “s’argolla” i descender por “s’aranya” y asi evitar el taxi. si remontas el torrent.

  • Fernando

    Guiem, no acabo de entender a que te refieres. El problema no era por donde subir, el problema era que entre las zapatillas de uno y la hora que se había hecho….alguno no estaba por la labor de subir los 2,5 km de asfalto hasta el Cami de sa Barra.
    Independientemente de eso, tengo ganas de hacer el Pas de s’Argolla y estaría encantado que nos llevases.
    También me ha quedado pendiente el Cami de sa Barra. Lo volveré a plantear otro día de otra manera

  • Groig

    de acuerdo Fer lo comentamos cuando vamos, tenemos que valorar de las opciones inicio/final la mas conveniente ya que empieza en el gorg des cingles de pareis y sales por el cingle des niu des voltor (nu corbata) si la preparamos con cariño hay una opcion cruzando T gorg blau pero hay que verificar como esta de transitable, hace años que no cruzado por aqui.

  • isidro

    impresionante la descripción de la ruta, appuntar que no estaba dirección Francia en ese momento sino haciendo voll damm por l’eliana, joder y el sábado me toca repetir. Un abrazo a todos y hasta pronto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.