El día del Borino, por Fernando Sanchez Cuenca

El día del Borino, por Fernando Sanchez Cuenca

Impactos: 88

Esta es mi tercera incursión en las crónicas melginenses (peazo palabro me acabo de inventar) y la verdad es que, después de una siesta de dos horas, después de un trampó con mozarella y anchoas regado con un culín de Möet y una deliciosa Alhambra, después de trabajar, en contra del precepto de muchas religiones, en domingo, después de haber dormido lo que recomiendan los gurús de la vida sana, después de haber caminado cuatro horas y pico por…

Como veis, he comenzado la casa por el tejado, el artículo por el complemento indirecto, la crónica por una divagación posterior a los hechos que debo narrar y, a más a más, absurda, incoherente.

Me centro pues. Sujeto, verbo, predicado. Primer acto, segundo acto, tercer acto (aunque no necesariamente por ese orden, como indicó el genial guionista William Goldman) (sí, el de Dos hombres y un destino, como todos bien recordáis).

Me centro, bis. Titular: El día del Borino. Es un rápido, graciosillo, torpe juego de palabras con una película mítica, El día de la bestia, del mítico Alex de la Iglesia. ¿Qué borino? Pues el que sobrevoló nuestras cabezas, zumbando feliz, como todos los borinos y animales volantes, durante varios minutos de la excursión que una docena y media de animados, animosos animales bípedos realizó por la Serra de la Punta, en el municipio de Pollensa.

El borino en cuestión es un ejemplar de una nueva especie que surca los cielos del planeta cada vez con más descaro y que los bípedos denominan ‘dron’. Del ejemplar que acompañó a los excursionistas su dueño y domador, Felipe Sánchez-Cuenca, logra, con muchos mimos y susurros y toques de joystick, que haga unos videos acojonantes. Digo esto, porque las imágenes son ídem y porque yo estaría ídem, pero en participio, si volara a su altura.

Siguiendo con el dron no contaré que el envidioso de turno, del que no diré su nombre ni que tiene un apodo casi idéntico al de una marca de horchata, al ver que el dueño del dron tardaba unos segundos más de la cuenta en ajustar parámetros de vuelo y cámara, musitó a sus espaldas “Tarda más en arrancarlo que yo la grúa de mi camión”.

Tampoco nombraré a un señor que ‘regala’ botellas de hierbas de alto octanaje a un precio que ni la boutique del gourmet de un famoso gran almacén, y que se dirigió varias veces al abajo firmante preguntándole “Fernando, ¿has traído la moto?” “Fernando, ¿has traído la moto?” “Fernando, ¿has traído la moto?” Broma pesada que motivó incluso que un alma cándida y recia del grupo preguntara a la víctima del bullying si necesitaba ayuda (física o psicológica, sobreentendí). Correré un (es)tupido velo.

¿Y la excursión? Ah, la excursión. El guía, tampoco lo nombraré, estuvo excelente. Incluso logró que colocándose el último de la fila varias veces nadie se perdiera. La ruta fue sencilla, siguiendo paso a paso las indicaciones de unos voluntariosos zapadores, y solidarios al compartirla en la web Aires de la sierra mallorquina.

Mi peor recuerdo de la excursión es que, caparrut yo, me empeñé en llevar pantalones cortos sabiendo que habría carritx para dar y regalar. Los mejores, mayoría, el tiempo soleado y caluroso; las risas, muchas y constantes; la camaradería, innegable a pesar de algunos garbanzos negros; las vistas, panorámicas a pesar de ser una sierrecita con poco más de cuatrocientos metros de alzada. Y las cervezas de Cala Sant Vicenç, bien fresquitas, agua bendita para nuestros resecos gaznates.

vistas desde el recorrido del día

icon-car.pngKML-LogoFullscreen-LogoGeoJSON-LogoGeoRSS-Logo
Puig de sa Punta

cargando mapa - por favor, espere...

Puig de sa Punta 39.907300, 3.048277

El video del Borino, por Felipe Sanchez Cuenca

Un comentario sobre “El día del Borino, por Fernando Sanchez Cuenca

  1. El día del Borino o Carraco, aunque nos metieramos con el manejador del Borino ( Felipe ), es una pasada ver desde el aire la majestuosidad de los pasos que damos, gracias por tu aportación, hoy crónica y video queda en familia 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.