Descenso de barrancos,  Excursiones,  Rutas 5 botas

Es Sostre de sa Fosca

Impactos: 165

black-ribbon
Por todos los inocentes muertos a manos de los radicales

7 de la mañana de un viernes trece, ufff mal fario para los supersticiosos. Saltar de la cama como un resorte, ya tenia preparadas a medias las cuerdas y el material que me llevaría a la excursión. Desayunar en condiciones para no volver a pasarlo mal como el sábado anterior, aunque debo de reconocer que no fue por mala alimentación si no por una combinación de factores que hay veces que se nos escapan y no les encuentras explicación.

Habíamos quedado en Anthonis a las 8, llegue a menos diez y espere a los demás integrantes de la cordada, llego Paulino el promotor de la ruta, Luis  de Raconers y el que nos guiaría no tardo en estar con nosotros, Eusebi de Tresques de Tremuntana llego como un autentico marques con chófer y todo y por fin llego nuestro Xufi con la fragoneta de los malacatones. Presentaciones y carga de mochilas en la furgo para acto seguido dirigirnos al punto de inicio de la ruta. Una vez aparcados comenzamos a bajar para buscar las reuniones de los rapels, en camino por decirlo de alguna manera cada vez se inclinaba mas y se volvía delicado por la cantidad de piedra suelta y hojarasca en una de esas me sente en una piedra para descender y no se me vino encima por puro milagro, la piedra debía de pesar media tonelada
y  por un momento la vi caer cosa que hubiera sido terrible ya que debajo de mi estaba Isidro, ya llegados al primer rapel nos equipamos con arnes y casco, Luis e Isi montaban las cuerdas y iniciaban los descensos, el segundo rapel no esta lejos del primero, y ya nos quedaba el mas largo y extra-plomado que te deja en el sostre de sa Fosca este esta fraccionado y el primer tramo te deja en una covacha
que es bastante estrecha y en la cual no caben mas de tres personas, montaron las cuerdas y descendieron Lluis e Isi, como Paulino estaba gravando vídeo con la gpro fue el siguiente, después baje yo y espere a Eusebi para ayudarle a recuperar cuerdas y deshacer en nudo de seguridad que había montado Lluis, estuvimos un buen rato para hacer esas tareas y hacer un rapel de unos veinte metros extra-plomado y con un patio de vértigo que no acaba en el final del rapel si no que continua un montón de metros mas abajo, cuando Eusebi llego abajo y como no podía ser de otra manera el cachondeo y las bromas sobre lo que habíamos estado haciendo tanto tiempo los dos juntos en la reunión con alusiones a quien daba y quien recibía, pero conociendo al personal ya no me extraña ni me altera lo mas mínimo. Hora de reponer fuerzas ya que queda una subida de ordago, Luis iba abriendo camino, los primeros pasos no tenían perdida ya que hay cordeles puesto, llegamos a un paso algo complicado con un aro de cuerda atado en el tronco de una vieja encina que gracias a sus ramas te ayuda a superar, pero eso no es todo ya que hasta llegar al collado  todo son grimpadas no exentas de dificultad y hay muchas, con calma y asegurándote de tener buenos puntos de apoyo fuimos progresando hasta llegar arriba. Antes de iniciar el descenso nos quedaba un buen rato de travesía por terreno inhóspito y salvaje donde transita muy pocos animales de dos patas ( mejor ) si mirabas enfrente con mucha atención divisabas uno de los hitos del descenso y no tenias mas remedio que pensar que parece imposible bajar por ahí.  Una vez llegados al punto donde se iniciaba el descenso paramos para comer y descansar unos minutos, minutos en los que a base  de chistes y anécdotas contadas por Eusebi no paramos de reír , el panorama desde ese punto es impresionante, lastima que en las fotos no se pueda apreciar toda su grandeza. El descenso se las trae, empinado y complicado. Gracias a los carritxs que son de gran ayuda se hace mas llevadera la bajada, llegados a un punto se ve el camino que forma parte de otra excursión ( es balcons de sa Fosca ) y que sera nuestra salida una vez que lleguemos al lecho del torrente des Gorg Blau. Llegamos a lecho del torrente y respiramos un poco antes de comenzar a subir, pasamos por una pequeña cueva que me trajo  a la mente cuando hicimos el balcons y venia Antonia Segui y Fernando de pego una leche y se quedo mirando a Antonia que parecía como hechizada  y echándole mal de ojo. La parte mas difícil ya la habíamos pasado y solo quedaba llegar hasta arriba, mas de una vez echado la vista atrás veíamos por donde habíamos bajado y comentábamos que parecía imposible descender por allí. Luis y Eusebi encontraron debajo de una gran encina un puñado de picornells y así la subida fue mas suave ya que paramos un par de veces. Ya solo quedaba llegar al coche y ir a darnos el homenaje en nuestro lugar de reunión después de una ruta por esos lares, can Gallet donde nos tratan como principes.

Gracias por compartir una ruta que ni en sueños pensaba hacer.

Las fotos de Melga.

_MG_0603
Bajando hacia es sostre de sa Fosca

4 Comentarios

  • Fernando

    Entre lo que he leído y lo que no habéis parado de contar durante la pateada del sábado y luego mas tarde compartiendo manteles, me hago una ligera idea de la aventura vivida. Disfrutando las fotos de Miguel me voy haciendo una mejor idea y seguro que con el video de Paulino ya será como haber estado por ahí…..o no. No creo ser capaz de imaginarme una jornada como esta sin haberla vivido. Arreglaremos la rodilla,….la cabeza…y quizá un día de estos….nooooo!!!!, es broooooma!!!!

  • Paulino

    La verdad es que dos días después y todavía me vienen a la memoria momentos memorables de un viernes montañero sin parangón. Lo hemos hablado y comentado en privado. Lamento la ausencia de Andreu por motivos laborales ya que todo esto tenía como objetivo que Isidro, Abu y Él realizarán esta excursión que considero es una de las más alucinantes que se pueden hacer en nuestra Roqueta.
    La próxima vez intentaremos hacerla sin cuerdas…………….¡¡¡¡¡ que es broma…..!!!!!!!!!

  • Eusebi

    Que llegué como un marqués, pos si señor, como hay que llegar. En cuanto a lo que pasó en una estrecha cornisa, únicamente os puedo desvelar un secreto (o no), don Miquel tiene la piel muy fina…. como la cámara. Enhorabuena Miquel, pero parece que yo os guié y eso es imposible, no habrias escrito este magnifico relato, aun estariámos por allí ………. es broma!!!!
    Un abrazo muy fuerte a todos, gracias por el magnífico día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.