Los Bernards en Aigüestortes, por Paulino

Los Bernards en Aigüestortes, por Paulino

Impactos: 110

 

Refugi de la Restanca- Refugi de Ventosa i Calvell-Refugi de Estany llong

Cima del Montardo ( 2833m )

El bello circo de cumbres que vamos a descubrir componen un espectáculo magnífico en el eje de los Pirineos con cimas de más de tres mil metros de altitud y cañones sumergidos en profundos abismos geológicos, territorios de leyenda mitificados por personajes románticos, exploradores y montañeros, todos ellos al igual que nosotros enamorados de las seductoras aristas y bravas paredes pirenaicas. Constituye éste , un mundo de roca arrogante y altivo con un irresistible magnetismo montañero que nos hipnotiza. Y en estos parajes de ensueño transcurre nuestra aventura de tres días que a continuación voy a intentar plasmar.

Iniciamos la travesía en El Pontet de Rius comenzando con una subida muy vertical y fatigosa que provoca las primeras quejas en el grupo.¡¡¡Ayyyyy!!! la montaña es muy sabia y coloca a todos en su lugar, si te pasas el verano de “ tardeos y fiestucos” no puedes irte a los Pirineos y pensar que no va a pasar nada. Las previsiones que auguran una mañana lluviosa no se confirman sino más bien todo lo contrario y a medida que ganamos altura, el cielo se va abriendo y despejando ; todos respirábamos un poco más tranquilos por no tener que hacer la excursión bajo una lluvia que siempre resulta incomoda y molesta.

Casi tres cuartos de hora después divisamos la presa de la Restanca con el Refugio del mismo nombre bordeando la misma. Como es natural, nos detenemos unos minutos para disfrutar del paisaje idílico del lugar y comenzar la sesión de fotos y videos que será la norma general a lo largo de toda la jornada . Retomamos nuestra ruta hacia el siguiente objetivo, el Estanc de Cap de Pòrt , al alcanzar este ibon el cielo ya está totalmente despejado , después de una trepada bajo una sombra fría agradecemos enormemente disfrutar del calor que nos proporcionan los rayos de Sol . En este Estanc nos detenemos para tomar una merecida merienda y a lo lejos ya divisamos El Montardo que con sus 2.833 metros de altura impone respeto por el esfuerzo que va a suponer alcanzar su cima.

Volvemos sobre la senda del GR11-18 para iniciar la larga caminata hasta el Coret de Oelhacrestada o Port de Rius ; alcanzado el coll las vistas son espectaculares especialmente las que apreciamos de los Estanc des Monges , el de Mangades y más al fondo el de Travessant. Desde nuestra ubicación que constituye una excelente atalaya de observación estudiamos las diferentes posibilidades de acceso a la cumbre y elegimos, después de comentarlo con unas excursionistas del lugar que estaban merendando, la ruta clásica. Acometemos la subida a diferentes ritmos, cada uno dosificando el esfuerzo que requiere atacar una cima de casi 3.000 metros y llegamos ( casi todos ) al Còth de Montardo lugar en el que nos hacemos unas fotos fabulosas en el borde de un saliente colgado del precipicio que de caernos nos dejaría 650 metros más abajo sin paradas intermedias. Ahora sí, la meta la divisamos al alcance de nuestras manos y sacamos fuerzas de flaqueza para culminar los últimos 80 metros de subida. Uno tras otro vamos llegando felices y agotados por el esfuerzo pero con la satisfacción de ver alcanzado el objetivo del día. La vista de 360 grados es impresionante: abajo a la izquierda el verde turquesa del Lac de Mar situado a los pies de la Sierra del Molar Gran, a la derecha la línea de paredes de la Sierra de Rius con el pequeño lago del mismo nombre al final , y más al fondo a la derecha el Macizo de las Maladetas destacando el Rey de los Pirineos : El Aneto ; también distinguimos perfectamente la carretera por la que horas antes hemos accedido al parque desde Arties situada a 1.700 metros más abajo, casi nada…….

Después de las fotos y videos de rigor ( indispensables para los que no han podido alcanzar la cima por diferentes motivos y poder explicar a amigos y familiares cómo eran las vistas desde la cima sin haberla hollado) procedemos a descender el Pico y reunirnos con las dos componentes del grupo que han preferido dormir la siesta a coronar la renombrada cumbre. Reunidos todos a los pies del Estany des Monges dejamos el GR para tomar un sendero perfectamente fitado hacia el refugio de Ventosa i Calvell donde tenemos previsto pernoctar. Nuestras miradas se dirigen con preocupación hacia un cielo que empieza a cubrirse de nubes y todos nos preguntamos si tendremos tiempo suficiente de llegar a nuestro destino sin sufrir las temidas incidencias climatológicas que parece que están a punto de abatirse con crueldad sobre nuestro grupo. Zigzagueando por el camino y con el Tuc deth Pòrt y el Pic de Travessany enfrente nuestro , aparecen las primeras gotas de lluvia que nos obliga a sacar chubasqueros y paraguas y ensombrecen nuestros semblantes ante la idea de caminar bajo un manto de lluvia. Afortunadamente la lluvia desparece a los pocos minutos y todos respiramos aliviados. Bordeando pequeños estanys, con las Agulles de Travessant a nuestra izquierda primero y más tarde a nuestra espalda alcanzamos el Estany Xic apareciendo, por fin , ante nosotros el Refugio de Ventosa con el Estany Negre a sus pies. Suspiros de alivio resoplan por doquier puesto que las fuerzas han comenzado a menguar después de una travesía de casi 8 horas.

Nos sorprende encontrar el refugio tan concurrido a finales de Septiembre, así que procedemos a gestionar lo más rápidamente posible el Check in y con gran sorpresa nos informan de que el refugio dispone de agua caliente. Decidimos por unanimidad ducharnos todos, algunos solos, otros por parejas…….. al finalizar el tan necesario aseo, algunos tienen una sonrisa en la cara y otros un semblante de mala hostia , reproches acerca de “ te había pedido que me enjabonaras y tú pasando de mí” , sin comentarios,…… en fin , lo que somos capaces de hacer por ahorrar tres euros de ducha caliente…..pero bueno, nadie hace preguntas……., lo que pasa en Aiguestortes queda en Aiguestortes.

En el exterior la lluvia hace acto de presencia, esta vez de forma definitiva y con mucha intensidad; tanta, que mientras saboreamos unas merecidas cervezas surge la duda de si la travesía programada ha llegado a su fin y al día siguiente deberemos abandonar la ruta. Degustando la primera ronda nos damos cuenta que no tiene sentido caminar bajo la lluvia, exponerse a un resbalón, lesionarse,…………. parece como si nuestro querido Manel , siempre cauteloso, siempre cuidadoso, siempre previsor y prudente, nos estuviera avisando de los peligros que supone adentrarse en esas condiciones por una Montaña siempre agreste y salvaje y que no tiene misericordia con los alocados. No es hasta la tercera ronda en la que los miedos, los recelos y las dudas, desparecen de forma casi milagrosa y se toma la decisión por unanimidad de que cuatro gotas de agua no van a impedir que “ Los Bernars” ( ya veis …..de esta forma tan acertada nos han bautizado en el Refugio ) acaben lo que han empezado. Aina nos va colocando en las literas asignadas y llega la hora de la cena compuesta por unas sopas de Ajo de primero y una ensalada y pollo al horno de segundo. Todos quedamos satisfechos con el menú. A las 21:00 todos estamos en la cama intentando infructuosamente dormir, con el ruido de fondo de ronquidos, pedos , eructos y demás sonidos escatológicos imaginables e inimaginables típicos y tópicos de un refugio de montaña.

El toque de diana es a las 7:00 aunque casi todos estamos despiertos y con unas ganas locas de abandonar las literas y bajar a desayunar El ágape es muy completo y sabroso y el día amanece radiante con un Sol que no nos dejará durante toda la jornada y que a primera hora ilumina con tonos anaranjados el macizo de los Besiberri y la Punta d’Harlé. Inicialmente descendemos hasta el Estany de Colieto para ascender hasta su hermano mayor el Estany Gran de Colieto y aproximadamente sobre las 11:00 llegamos hasta la base del Coll de Contraix. Cada uno se toma su tiempo para acometer una subida muy vertical y entre jadeos, sudores y lamentaciones, vamos conquistando los últimos metros hasta el Coll (2.749 m.) lugar elegido para merendar con unas vistas maravillosas del valle de Contraix y el Estany del mismo nombre. Llevamos unas tres horas y media de subida y ahora toca descender hasta el Refugi d’Estany Long. Con el Tuc Blanc y el Gran Tuc de Colomers observándonos a nuestra izquierda iniciamos una bajada exigente y muy pronunciada que nos lleva a un pequeño valle en el que aparece como por arte de magia en un lateral del Barranc de Contraix una playa de arena que ya les gustaría a los caribeños poseer. Elegimos el lugar para comer y remojar nuestros doloridos pies. El agua del torrente está helada y algunos no aguatamos más que unos segundos con los pies dentro del agua.

Retomamos el descenso a través de un paisaje que se va tornando más boscoso y rápidamente los abetos nos van rodeando hasta alcanzar el Prat de Aiguadassi donde una pista forestal nos encamina hasta el Taxi que nos llevará a Boi, punto final de dos días de travesía maravillosas que por lo menos a mí, me han dejado profundamente impresionado.

Bosque de Carlac

Como colofón a estas dos jornadas montañeras, el tercer y último día ( lunes ) y después de abandonar el hotel en Vielha, nos dirigimos al Bosque de Carlac para realizar una ruta circular que se inicia en el pueblo de Bausen ( Vall D’Arán ) . A pesar de que aún el Otoño no ha hecho acto de presencia, el Hayedo que forma el Bosque es espectacular. Aina ha puesto como condición “sine qua non “para hacer la etapa, que bajo ningún concepto Nadie, absolutamente Nadie del grupo debe sudar, bajo pena de volver a Barcelona en Tren. Transitamos por el bosque al abrigo de las Hayas y nos imaginamos que en una semanas los tonos ocres adornarán el suelo de este maravilloso e idílico lugar.

Y este es el final de una aventura de contrastes y diversidad ambiental, de gargantas, collados, torrentes y barrancos que nos han fascinado y asombrado de principio a fin. Espero y deseo es volver lo antes posible a este lugar mágico.

Las fotos de Melga 

Remansos de paz
Video del viaje

icon-car.pngKML-LogoFullscreen-LogoGeoJSON-LogoGeoRSS-Logo
Montardo

cargando mapa - por favor, espere...

Montardo 42.633201, 0.875387

2 comentarios sobre “Los Bernards en Aigüestortes, por Paulino

  1. Corre ta y ajustada crónica del desaparecido entre las sabanas, espectaculares fotos como nos tiene acostumbrado el maestro abu y sobretodo, pero por encima de todo la banda sonora del video, cierras los ojos y solo oyendo esas maravillosas melodías sigies viendo ese, ese.. ese abu diciendo delante de la tele y el ordenador con su gato sobre sus rodillas y un té humeando junto al portátil. Música, música… Mmmm… Esta misma!!!

  2. Un gran fin de semana, descubriendo parajes de ensueño donde se combina el esfuerzo con el placer que te llena las pilas, grandes compañeros de ruta, los bernards como nos llamaron en el refugio, espero repetir experiencias con vosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.