Excursiones

Los tres faros de sa Dragonera

Impactos: 15

Voy a empezar estas líneas utilizando una frase que a Bernar le chirría especialmente, por repetitiva y porque una vez incumplida, carece de sentido. Algo así como, ”sin que sirva de precedente……” publicamos la crónica hoy lunes, ya que la agenda social del fin de semana no contemplaba unos minutos para la rutina dominguera de plasmar cuatro ideas sobre el papel y cuando me puse a ello habían echado el cierre de la rotativa y estaba cerrada la web a cal a canto…o fueron imaginaciones y excusas mías?….mucho de lo segundo, nada de lo primero.

Antes de explicar nada del sábado, decir que en circunstancias normales un par de nosotros no teníamos que haberla hecho ya que ese día deberíamos estar en algún lugar entre la Font des Prat y Deía con nuestros compañeros haciendo, idea de Andreu, la Travessa integral, desde el Faro de Formentor al último faro de sa Dragonera, el de Llebeig. Pero como también he escrito en más de una ocasión, Andreu propone y el que puede dispone y excepto Joan, que a día de hoy lunes y 9:36 de la mañana no tenemos constancia desde nuestras trincheras del currelo que lo haya abandonado, entendemos que llegaran los dos juntos hoy a Sant Elm y mañana surcaran el canal a bordo del Llaut Margarita para afrontar los últimos kilómetros de su gran reto. Otros amigos les han ido acompañando, con más o menos días, con mas y menos fortuna, con mas y menos excesos lúdico-gastronómicos….con más y más ganas de pasárselo bien y de darnos una envidia enfermiza con las subiditas de fotos y comentarios varios…..Desde aquí, desde esta tribuna imaginaria, un saludo y un aplauso a Andreu, Joan, Paulino, Libero, Bernar, Jimmy, José e Isidro (a este último por su apoyo moral y por llevarlos de tapas en Pollença). Imagino que algún día de estos, mas tarde que pronto, tendremos la oportunidad de leer y disfrutar de alguna línea y foto de la experiencia travessera en la página de Andreu, www.mevoyalmonte.blogspot.com.es,….pero mientras eso ocurre ya me he adelantado algo y os he puesto el caramelito en la boca. Ahora solo queda que me ayudéis un poquito y entre todos le vayamos poniendo algo de presión para que escriba la aventura de estos seis días y la podamos leer. En secreto, sin que se entere nadie, para vosotros, los cuatro que me leen, os doy una pista, algo así como….”Andreu, no hay huevos……..!!!”.

Veo que me he ido un poco del tema y ya casi he ocupado todo el espacio que me cede Miguel en su página, para que me explaye un poco y vayan fluyendo ideas y pensamientos de una manera mas o menos coherente. Una forma como cualquier otra de pasar por la consulta personal y disfrutar de una terapia acogedora y….gratuita. Si a esto le añadimos que el sábado, sin esperar demasiado y sin ninguna idea preconcebida, lo pasamos de coña…en la segunda mejor excursión de los últimos cinco años, pues miel sobre hojuelas y a otra cosa mariposa que nos ponemos tontorrones y en casa del herrero cuchillo de palo.

No voy a añadir nada más a la descriptiva crónica del Mestre, que imagino que ya a estas alturas habréis leído todos con anterioridad, pero si me gustaría contar un par de anécdotas y hacer mención a un par de situaciones que para la educación de generaciones venideras no debería quedar en el tintero.

Llorenç nos había avisado en el foro (Gracias por el aporte Llorenç, pero como ya has podido observar, este grupo bien avenido es diverso y disperso y aunque pides que la gente confirme su presencia, se lo pasan por el forro y luego pasa lo que pasa, que una de las cabezas visibles del parque natural, visible y muy visible estaba ella que te lo digo yo, lo primero que hizo cuando desembarcamos en tierra desconocida, fue numerarnos y pedirnos la autorización del Consell. Caras de “No lo sabíamos” “Yo pensaba que…” “La culpa es de este…” “Ese no viene con nosotros…”, vamos un drama, hasta que alguien del público tuvo la ocurrencia más lógica y creíble….”Es que esta ha venido desde Córdoba para subir a Na Pòpia”…..menuda cara de incredulidad y de “Estos se están quedando conmigo y todavía no he desayunado..”. “Bueno, venga, pasad…pero para otra vez ya lo sabéis”…..y es que siempre que aparece la cordobesa Antonia Seguí nos la lía, afortunadamente esta vez sin caída mortales, ni mía, ni suya.

Fuimos protagonistas, cada uno a su manera, de una de las secuencias más conocidas y vistas de la historia del cine. En la película de Los pájaros de Hitchcock, cientos de ellos y de distintas especies, causan el pánico y el terror a la atormentada población. En nuestro caso, basto una sola e única gaviota y su vuelo rasante con las patas por delante. Aterrador, lamentable. Como solemos hacer en los casos que un espécimen de más de dos patas o con alas nos amenaza con devorar a alguna de las féminas del grupo allí mismo (perros pastores, lobos, gaviotas asesinas….), nos fuimos escaqueando todos, disimuladamente, del principio de la fila y ahí acabo Miguel, que tiene ya una trayectoria y una experiencia importante para lidiar con esos momentos de pánico colectivo. Decir, que es un buen cabeza de grupo en esas situaciones de peligro por su saber estar, su serenidad, su tacto y diplomacia….a diferencia de otro, de Llucmajor para más señas, que llevaba una piedra en la mano para protegerse de los ataques repentinos…..y no recuerdo si la llego a lanzar o se le escabulló entre los dedos y cayó a plomo al suelo……En la subida al Far Vell, cuando María me dijo “Te ha pasado a centímetros de la cabeza, incluso ha estirado las patas”, cogí los palos y los sostuve en posición vertical a modo de pararrayos o paragaviotas y de esa guisa llegamos al punto más alto de la isla. En la bajada, María se descolgó y se quedo en tierra de nadie, sola y abandonada. Fue en ese momento cuando oímos un grito desgarrador y asustados miramos hacía arriba, a ver si la había izado de las coletas y se la llevaba para dar de comer a sus polluelos…..pero alguien, con buen criterio, nos hizo ver que no era una águila real, solo una gaviota y que como mucho le habría picado en un ojo….Cuando vimos que llegaba a nuestra posición, contenta y risueña, entendimos que lo peor había pasado y seguía intacta con todos sus órganos vitales.

Se me acaban los 140 caracteres y todavía no he contado nada. Los tres faros solo los hicimos cuatro valientes, María, Joana, Miguel y el menda. El último, el de Llebeig, a las 14:30 a pleno sol y sobre un asfalto que quemaba. Y es que ir a sa Dragonera y no visitar los tres faros es como ir a pescar peces y…………

Si queda alguien todavía por aquí, podrá leer la pequeña mención a las reinas de la isla, las sargantanas. Pueblan, habitan, han conquistado la isla. Están por todos los sitios, las ves, las oyes y si te despistas…las sufres en tus propias carnes. Todavía ando pensando quien pudo lanzarme una que me encontré a la altura del muslo izquierdo y que me hizo pegar un bote que ni en el concierto de por la noche. Poder contemplar a cientos de ellas en la zona de La Miranda encima de cualquier cosa medianamente comestible es impactante. Tumbarte boca arriba en esa situación es sufrir una depilación en seco. He sido comedido porque el comentario original tenía que ver con una parte del cuerpo masculino, concretamente dos y redondos.

Ya no tengo espacio para hablar de cómo me iba mojando cuando rompían las olas sobre el Llaut Margarita a la vuelta o de esas familias de domingueros que van sembrando el pánico por donde pasan. Deberían aprender que contaminan no solo con el papel que se “les cae” al suelo sino también con los gritos e improperios que los demás no tenemos porque aguantar. Quieren dejar constancia con malos modales y ninguna educación que han estado allí. La humanidad, el purgatorio, Penjats y Esquirols, el patrón de la Margarita y vuestros hijos (estáis criando monstruos, cría cuervos y….) agradecerían, con fervor y entusiasmo, que no salierais del pasillo de vuestra casa en una temporada larga, muy larga, para siempre, por ejemplo.

Señor@s, hasta el sábado que viene, que habrá más y mejor, y si, de crónica también. Por último, aplausos largos, continuos y sostenidos, ahora ya solo a los últimos mohicanos…..Andreu y Joan, a día y poco escaso de dar por finalizada con éxito su Travessa integral Serra de Tramuntana, desde el Faro de Formentor al Faro Llebeig en sa Dragonera.

CIMG0223
Celebrando el tercer faro conquistado!!!

4 Comentarios

  • melga

    Como se nota que hay gente que les cuesta leer las estupendas crónicas que escribimos. Pero no por ello vamos a dejar de plasmar las sensaciones vividas a lo largo del día. Me divirtió mucho leer la tuya y paso de critic@s que de vez en cuando podían ser ellos los escritores, aunque les falta algo de valentía o c…..s. Queda dicho.

  • bernar

    te has lucido chaval! esta vez, y sin que sirva de precedente, tengo que felicitarte… jajajaja
    que envidia me da ver las fotos y leer la crónica.
    Por otra parte, también tenia lo mio intentando seguir el ritmo que marca el amigo Andreu….. bueno, tanto que no he podido acabar la aventura. Un musculo de la pierna que no se como se llama y una noche de excesos en la etapa de Deia, han tenido la culpa. me hago viejo.
    bueno, hasta la próxima!

  • paulino

    Fernando, como siempre unas fotos fantásticas, que pena que no pudiéramos estar con vosotros. En Valldemossa decidimos abandonar la travessa para que Andreu fuera más a su ritmo. Creo que llegó como una hora antes que nosotros…..es lo que tienen los problemas musculares-etílicos claro.
    En fin nos vemos el próximo sábado.

  • Manel

    Pues sí que son estupendas, sí. Vamos, que si lo que queríais era dar envidia, tanto con fotos como con crónicas, la dáis, cabrones, la dáis, jajaja. Que también, la verdad sea dicha, es que una excursión con delfines… tio!… es difícil que no sea memorable!, y con lo pastelosos que estáis ultimamente ni te cuento. Y el Melga ha tirado unas cuantas afotos very wonderfull (si al final nos servirá pa algo el abuelo, jijijij). De esta os viene alguna empresa cervecera para hacer algo ‘mediterraneamente’…

    Bueno, que me vuelvo loco y hasta soy capaz de hacer una propuesta. Visto que ahora con el tiempo bueno apetece mar, barquitas, sargantanas y gaviotas, y etces… propongo, una vez hecha la Dragonera, ahorrar un poquito más y hacer Cabrera, que creo que también tiene para caminar.
    Au idoi, ahí queda escribio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.