NADANDO EN UNA CATEDRAL. ( crónica de Jaume Garau )

NADANDO EN UNA CATEDRAL. ( crónica de Jaume Garau )

Impactos: 10

Como ya es habitual la excursión del pasado sábado se empezó a cocinar el jueves anterior en el foro, ya que hace años me apunte yo a un grupo excursionista lo cual consiste en caminar por el campo en buena compañía, admirando el paisaje y sin sufrir demasiado propuse ir de la colonia de sant jordi hasta el faro de cap salinas ya que en las condiciones de viento cálido del sur hubiésemos tenido todo el tiempo una brisa fresca del mar y solo son unos 10 km, pues no, el anterior susodicho grupo excursionista ha mutado en una tropa que lo de ponerse las botas e ir por el campo es una excusa para ponerse hasta arriba de productos espirituosos en todo bar que se encuentre, clavarse unas cenas de campeonato y acabar a altas horas de la madrugada gintonic en la mano, así que se decidió zona norte, 18 km y todo mas caliente que el tubo de escape de la moto de un gitano.

También el día anterior me puse en contacto con cierta señorita de origen centroeuropeo de manera que ya que tenia que pasar por palma podría pararme a buscarla y así paulino no tendría que hacer 60 km extra (Un inciso respecto a paulino, los 6400 santos reconocidos oficialmente por la iglesia católica no le llegan ni a la suela de las botas, siempre tiene una bebida fría para el sediento, una barrita para el hambriento, una botella de vino para la comida y mas paciencia hacia el sector femenino que el burro de un carbonero), también ese mismo día tenia que acompañar a mis padres al aeropuerto así que fue un viaje bien aprovechado.

Tanto este sábado como el anterior no me han pillado en buenas condiciones físicas, ha sido un julio y agosto de mucho trabajo en donde no he podido ir al gimnasio y además tengo una tendinitis en la rodilla derecha y otra en el talón de Aquiles de la pierna izquierda con lo cual disminuye la capacidad de aguante y tengo que ir con cuidado donde y de que manera pongo el pie.

Bueno, una vez reunidos en inca un servidor, monika, andreu, santi, melga, fernando y paulino salimos hacia cala mesquida en donde dejamos mi coche y luego fuimos hasta las casas del parque natural de llevant en donde dejamos los otros dos coches. Allí empezó la pateada con un ligero desvío para encontrar un molino que no vimos, a la media hora de recorrer es cami d’en mondoi llegamos al campaments dels soldats en donde hace 70 años encerraron a los que lucharon por la justicia y la libertad, a partir de aquí seguimos por un camino sin sombra y sin viento en donde el dry-fit de la camiseta se tuvo que ganar lo que pague por ella, pausa para merendar en un sitio con sombra y una mesa, fotito de tematica power ranger ante el asombro de tres turistas alemanes que pasaban por allí, una vez merendados fuimos hasta abajo a buen paso bien directos hacia la playa de s’arenalet d’aubarca en donde nos dimos el primer baño, seguimos caminando pasando por la playa de sa font celada, en este lugar que iba yo un poco adelantado (un inciso, cada persona tiene una manera de caminar y yo como el hijo de un contrabandista acostumbrado a patear acantilados en los últimos 40 años prefiero ir a mi paso y luego esperar que no adaptarme al paso de otra persona lo cual me cansa mas, eso tiene otra ventaja ya que me permite disfrutar del silencio del campo sin escuchar conversaciones de temática tan entretenida como los diferentes power rangers que hay o las costumbres sexuales del colectivo gitano, veo que no soy el único y acabo coincidiendo con andreu o santi que o bien no hablan y me permiten disfrutar del bendito silencio que un profesor añora durante toda la semana o bien hablan de temas directamente vinculados con la montaña). Retomando la excursión y en una de estas esperas que a ser posible hago a la sombra andaba yo mirando las cuevas al lado de un afloramiento rocoso de color rosa que por cierto se ve en las fotos del satélite cuando santi vio una cueva, bajamos y ya desde dentro del agua nos vimos nadando en una catedral marina, altos arcos de piedra que se sumergen en un agua cristalina de color azul con un fondo de arena blanca, santi, andreu, monika y yo mismo nadamos por aquel monumento natural que empequeñece a cualquier obra humana y al cual juramos volver, la verdadera lastima es que normalmente en una de nuestras excursiones hay mas cámaras de todos los tipos que en dos autobuses de japoneses delante la catedral y ese día nadie tenia una. Aquí se produjo la pequeña desgracia de la excursión al joderse fernando una rodilla, según dijo el hombre el fue para un lado y el resto de la pierna para el otro (es que el hombre es aragonés y tanto el como sus extremidades son bastante cabezotas, así que una pierna fue en una direccion y el resto del cuerpo en otra), fuimos hasta la torre de defensa situada en el morro d’albarca en donde con ciertas dificultades subimos hasta arriba, fotito de grupo y luego fuimos bordeando costa pasando por cala matzoc, cala estreta, cala mitjana y finalmente cala torta en donde guiados por un tufo a sardina a la plancha llegamos hasta el hiperabarrotado bar a reponer líquidos, después de esto hubo escampada, santi, melga y andreu a la sombra de los pinos como maria del monte, yo y fernando a la sombra de una peña al lado de la playa y monika a hacer la fotosíntesis en su estimada cala torta en donde aun estaría si paulino no la hubiese sacado a rastras, después de comer seguimos a diferentes velocidades hasta cala mesquida en donde fernando y yo llegamos hasta el primer bar en donde se confirma que por muy bueno que sea tu bar y las vistas si el camarero es un filipino jilipollas los clientes no entran, seguimos un poco mas hasta un super y un parque en donde solo faltaba el coche tuneado con las puertas abiertas y el reaggueton a toda leche, alli dejamos a santi y a andreu esperando a paulino y a monika y fuimos a buscar los coches después de una excursión de 18 km y muchos metros.

Una vez hube dejado a aquellos dos en el coche y después de una larguísima hora y media de coche hasta la finca en donde tengo que cuidar a los animales mientras mis padres andan de viaje nada mas bajar del coche me vi asaltado por una cosa negra y llena de dientes que profería aullidos satánicos manifestando así su descontento respecto a no ver a nadie desde las 7 de la mañana y no haber comido ni cenado, una vez en casa me encuentro una okupa y cenamos pizza ultralight de verduras con pescado con queso bajo en grasas después de que un servidor se hubiese quitado la porquería de encima a base de rascar.

A ver si fernando se nos recupera haciendo un poco de reposo y sigue algún consejo medico y pronto lo volvemos  a ver, yo haré lo mismo y a ver si entre pastillitas, masajes y gimnasio vuelvo a estar en forma.

Las Fotos de Fernando

Parte del grupo en sa torre de Aubarca
Parte del grupo en sa torre de Aubarca

Las fotos de Melga

En un momento de la excursión Santi descubrió un paraje insólito que al explorarlo nos deparo una gran sorpresa
En un momento de la excursión Santi descubrió un paraje insólito que al explorarlo nos deparo una gran sorpresa

Las fotos de Andreu

Una de las fotos de nuestro compañero Andreu
Una de las fotos de nuestro compañero Andreu

 

3 comentarios sobre “NADANDO EN UNA CATEDRAL. ( crónica de Jaume Garau )

  1. Buena crónica de otro día divertido. Me he reído Jaume y esa es una de las cosas que mas valoro en las crónicas semanales. Genial eso de que savia nueva se atreva a plasmar en unas cuantas líneas la experiencia vivida. Aún reconociendo que has estado algo comedido, pensaba que ibas a dar cera por un tubo, has dejado pinceladas para leer entre líneas, jajaja. A ver si esos que se esconden entre bambalinas se atreven un día de estos a ser tronistas, digo cronistas y se desvirgan también…..o habrá que usar el pañuelo?
    De las fotos de Miguel, las hay espectaculares, me quedo con las de la gente en plan power rangers…es curioso eso de pasar de las cuatro décadas y perder el sentido del ridículo disfrutando como críos.
    De las de Andreu me quedo con la 60, yo pensaba que fotografiaba las gotas que me caían por la cara sin recordar el tipo de gafas que llevaba y la 90 porque refleja el momento que estaba pasando. Geniales también como capta los saltos de uno y otro.

  2. Vamos quemando este verano de 2014 con visitas inolvidables a nuestras costas, no hay nada tan hermoso en este planeta tierra.
    Ya hora de que nuestro amigo Jaume se dignara en comentar la excursión en forma de crónica, espero que cumpla el ejemplo y veamos mas escritos de los adeptos a estas salidas que vamos haciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.