Marinas de Andratx i Estellencs…….

Grandísima pateada de sábado de verano buscando calas y calitas. Cierto es que, para no variar, alargamos un poco la propuesta y exceptuando el último tramo de pronunciada subida que realizamos a eso de las dos y algo de la tarde, la ruta no se hizo especialmente larga por el calor. Viajando dirección Andratx, pasado Estellencs, aparcamos los coches una vez superados los dos túneles que se construyeron para proteger la carretera de los desprendimientos que venían del Cingle d’en Barrina. A eso de las nueve menos algo empezamos a andar buscando la pista primero, senderillo después, que haciendo lazadas bajaba rápido a dar con la Cala de Ses Ortigues. La cala es una virgueria, pequeñita, aislada, hace como una media circunferencia con vistas despejadas y un agua limpísima, azul turquesa. Como el acceso a la cala fue bastante rápido decidimos seguir nuestro trayecto en vez de parar a desayunar y pegarnos el primer bañito del día. Como luego, rápidamente, se podrá comprobar, la decisión fue un gran error ya que a simple vista era el mejor sitio para remojarse el cuerpo. Seguimos sorteando piedras, ahora sube, ahora baja, bordeando toda la costa buscando la Pedra de Sa Galera. A mi personalmente este tipo de propuesta veraniega me encanta ya que toda la jornada transcurre al lado del mar, a veces al lado, a veces dentro, a veces subes por los acantilados y parece que te alejas para volver a bajar de forma vertiginosa buscando las piedras de la orilla. La idea es muy sugestiva ya que cuando el calor aprieta y la gota de sudor cual gota malaya te empaña las gafas, tienes la posibilidad de meterte en el agua. Además el agua de la zona norte, donde la Tramuntana cae hacía el mar bruscamente, mantiene una temperatura más fresca de lo habitual en otras zonas de la isla. Cargados de razones transitábamos de roca en roca mientras un visitante inesperado aparecía continuamente en cualquier calita o recoveco donde pretendíamos mojarnos los pies…las medusas, muchísimas medusas…..todo el jodido litoral estaba lleno de medusas.

La idea era parar a desayunar donde pudiéramos nadar un poco, por lo que seguimos adelante en busca de la cala perdida….limpia de medusas. Llegamos a la altura de un saliente hacía el mar desde donde hay amarrada una red fija y allí haciendo fotos de las boyas y de un barco de recreo que llevaba un rato intentando recuperar el ancla, al girar hacía la derecha por una pequeña travesía, aparecía majestuosa la Cova d’en Bielet. Jaume estuvo un rato intentando adivinar la forma de descender por la pared y acceder a la cueva. Tras unos segundos de observación llegó a la conclusión que, aunque él lo veía factible porque veía un par de agarres muy nítidos, no era cuestión de jugársela bajando para luego tener que subir a pulso. Decidimos dar la vuelta y merendar allí mismo a la sombra de la pared con unas vistas increíbles. Evitamos ese punto, que no nos dejaba continuar, por una torrentera que habíamos visto previamente. Ascendimos por ella, con un cuidado extremo por el desnivel y la piedrecilla suelta, para una vez arriba, llanear durante unos minutos y volver a bajar hacía el mar con vistas ya a Sa Punta de Na Foradada y sus agujeros característicos. De camino a la punta en cuestión, encontramos una pequeña calita y como llevábamos toda la mañana intentando bañarnos y en vista de que el calor ya arreciaba, decidimos que ese era el momento de refrescarse un poquillo…….y eso fue lo único que pudimos hacer, refrescarnos…los pies y echarnos agua por encima…..mientras Jaume perseguía con un palo a una colonia de medusas intentando mantenerlas a raya….jodido bicho, no viajarán solas, no…viajan toda la familia, juntitas todas. En este punto, la excursión del día dejo de ser una ruta buscando alcanzar un punto concreto y se convirtió en la búsqueda, única y exclusiva, de un trocito de mar donde pudiéramos bañarnos. El acceso a la Punta de Na Foradada nos trajo nuevos retos y tras un poco de travesía por la pared y una pequeña trepada llegamos a un punto donde una cuerda atada a una roca y un par de escalas de hierro, sueltas, alrededor de esta, no nos dieron ni un ápice de seguridad y por segunda vez en el día tuvimos que dar la vuelta para subir, en este caso, por una canal de tierra y roca que se las traía y que nos dejo encima de nuestro objetivo. Bajada por un caos de rocas y acceso a la parte superior de la roca de los agujeros….espectacular, increíble……lástima que una barca y sus tripulantes se empeñaron en ponerse continuamente delante de los dos forats y hacer que fuera casi imposible captar una buena instantánea del sitio, del momento, sin tener que modificar la perspectiva…….que se le va a hacer…..Bueno, por lo menos, a diferencia del día de la Serra des Cavall Bernat, tengo un foto pateando por encima de los Forats!!!

Un par de miradas al mapa para cerciorarse del sitio por el que teníamos que subir por los acantilados para dejar atrás el mar, e ir a buscar la Carretera Vella de Estellencs y hacía allí que nos fuimos……no sin antes encontrar la cala del día, no tanto por su belleza, que la tenía, sino porque fue la única que encontramos sin medusas…….y en un visto y no visto estábamos disfrutando de un merecido y refrescante baño. Es la cala anterior a Cala s’Algueret, creo…….Estuvimos en el agua, debajo de una pared vertical con infinidad de roca blanca, hasta que Andreu vio, o dice que vio, otro bicho cabezón con patas y salimos echando leches de allí. Comimos y nos pusimos en marcha, buscando la torrentera de subida, preparados para el último esfuerzo del día. Antes de eso, mencionar que en un espolón rocoso tuvimos que echar una mano a Andreu que no atinaba a dar con el saliente para coger impulso y superarlo. Es importante y muchas veces necesario disponer de la ayuda de una mano amiga que te agarre…..y no el cuello precisamente. Andreu, jajaja, te ayudaremos siempre que lo necesites, crack!!!. Sudada del quince, cartelito claro y conciso “Al Mar”, camino de la Torre Nova, decisión acertada de visitarla en otra ocasión, túneles y coches…..circular muy recomendable. Paradita de rigor en Esporles, un par de Alhambras, preparando algo light para el sábado que viene y………….Pirineos!!!!

CIMG0089

Platja de ses Ortigues i punta des Forats

Una sábado mas de este verano de 2013, esta vez la jornada transcurrió por la zona de Andraitx con la visita a sa cala de ses Ortigues i punta des Forats, zona poco transitada por excursionistas y mas frecuentada por embarcaciones de placer, la primera parte fue bastante fácil de llegar ya que el camino es bastante transitable, el agua de cala de ses ortigues estaba limpia y transparente pero decidimos que avanzaríamos un poco mas antes de pararnos a merendar y darnos el primer baño del día, a partir de ese punto es ir sorteando un caos de rocas con constantes subidas y bajadas buscando las mejores opciones, en el transcurso del camino fuimos encontrando diferentes calitas de las cuales desconozco el nombre pero que daban ganas de meterse a darnos un baño, la sorpresa desagradable fue que estaban atestadas de medusas lo cual nos impidió disfrutar de ellas, Jaime se dedico en la que nos paramos a comer algo a darles con un palo para despejar una pequeña zona donde remojarnos y aliviar en parte el calor que estábamos soportando, continuando y como queríamos visitar la punta des forats tuvimos que remontar un tramo que nos cortaba el acceso por la costa para luego volver a descender, ya estábamos a pocos metros des forats y en esa zona parecía que no había medusas a la vista, como ya era hora de comer decidimos acampar allí e bañarnos cosa que agradecimos todos, para luego afrontar la mayor dificultad del día, llegar a la punta des forats tenia dos opciones, hacer una travesía por la roca cosa que intentamos hacer hasta que vimos que la bajada era muy complicada y con mucho riesgo, así que desistimos para volver atrás e intentar un acenso también complicado por su inclinación y su inestable piso, casi cuando ya había llegado arriba me dio por mirar atrás y pensé que si tenia que bajar por ahí seria muy complicado, pero bueno ya veíamos nuestro objetivo al alcance y des-trepando con cautela conseguimos por fin llegar, disfrutado de las vista y después de las fotografías de rigor íbamos a afrontar lo mas duro de la jornada el retorno a los coches, guiándonos por el mapa que trajo Fernando fuimos a buscar la ruta de ascenso que nos llevaría hasta la carretera a un kilómetro de los coches, la subida que en circunstancias normales no tiene mayor dificultad pero debido al calor fue muy dura y quien mas quien menos acabamos todos empapados en sudor, el fin de fiesta como va siendo habitual es reponer líquidos con una cerveza bien fría.

forats

Jornada lúdico cultural gastronómica por las tierras de Alcudia

No se que pasa últimamente que vamos cambiando la idea original continuamente. En este caso, empezó incluso desde un primer momento, durante la semana, cuando por exigencias del guión cambiamos lo que habíamos acordado los de la pateada anterior para atender, encantados, la sugerencia de Manel. El ínclito compañero lleva dos sugerencias este año y las dos han acabado a eso del mediodía sentados a manteles, para degustar cabrito un día, paella otro. Ganas tengo de su tercera sugerencia…….

Entre otras razones, el había sugerido un paseo light por Ses Fontanelles y bañito en el Coll Baix debido al increíble calor y bochorno que se esperaba para este sábado. A esta sugerencia le añadió Miguel la bajadita a sa Cova Tancada des Cap de Menorca. Lo del paseo, como vais pudiendo apreciar, era una vil excusa para  bañarnos en algún lado e ir a comer.  Dejamos pues para otra ocasión la posibilidad de zambullirnos en una cala de Estellencs y para Alcudia que nos fuimos a las 8 de la mañana. Por el camino, mensajes de Whatsapp, ilustres abandonos. Antes, en el aparcamiento, gloriosas reapariciones tras juegos de muñeca y problemas de garganta.

Primer paso por la Bodega del Sol, a la que luego volveríamos, recogida de una nueva pasajera sobre la marcha y Cami de Muntanya hasta que dice basta, no el camino sino las ruedas del coche angustiadas ante los agujeros profundos de la pista. ” El coche culea ” iban diciendo los de atrás mientras se daban golpecitos cariñosos y roces disimulados cuando tomaba curvas que no existían.

Cuatro pasos mal dados, una pista que va subiendo ligeramente, un senderillo que desaparece  entre algo de carritx y nos damos de bruces con un camino de cabras, esculpido a tramos en la roca y una bajada vertiginosa dirección al mar. El acceso a la Cova no tiene más misterio que intentar, por todos los medios, evitar dar un traspiés que te envié unos cuantos metros más abajo, de roca en roca y caída porque me toca. Hay tramos de piedrecilla resbaladiza muy suelta y alguna que otra roca lisa pisada en exceso.

La cueva vale muy mucho la pena visitarla y yo que no había estado previamente por allí,  me encanto especialmente. Recorrido lineal con un montón de formaciones que admirar y recovecos que visitar. Hay que poner especial atención donde y como pisas esas rocas húmedas y lisas. Como alguna que otra vez, y según en que lugares, mención especial, colleja, libro de urbanidad y un mecagüentodoloquesemueve a ese ser despreciable e inmundo que va ensuciando allá por donde pisa. No se te quemaran las manos cada vez que tiras algo al suelo, no???????.

Merienda en la boca de entrada de la cueva, una vez visitada, admirando un par de saltos debidamente captados para la posteridad. Dos bocinazos a modo de saludo de los barcos catamaranes que llenos de turistas dan la vuelta desde el Port d’Alcudia y un pensamiento para empezar a subir de vuelta con semejante bochorno. Sinceramente no se de quien fue la idea, sugerencia, comentario o planteamiento celestial….pero sonó tal que así ” y si nos olvidamos de bajar al Coll Baix que luego hay que subir y nos vamos directo a bañarnos a la zona de s’Illot haciendo tiempo para comer?”………la gente iba moviendo la cabeza de arriba a abajo afirmando pero no acertábamos a pronunciar palabra alguna. Con muchísima diferencia, la mayor sudada de lo que llevamos de verano…..que calor, que bochorno, que todo!!!

Coche y para la Caleta des Capellans, baño, foto de grupo, cuatro gotas de lluvia y Estrella en la terraza del restaurante esperando a un par más que se apuntaron a la paella. Aperitivo, comida, sobremesa……….la excursión no dio para más……..y el día todavía no había acabado.

CIMG0044

 

Sa cova tancada des cap de Menorca

Siguiendo con las excursiones de verano este sábado decidimos visitar sa cova tancada des cap de Menorca que esta en el litoral de Alcudia, muy cerca del coll Baix cerca del agua, en un acantilado de difícil acceso un senderillo bien marcado te va conduciendo en continuo descenso, aunque no es peligroso la bajada hasta la entrada de la cueva, hay que estar muy atentos por el tipo de terrenos que pisas, después de la visita al interior de la gruta que no reviste mayor dificultad que la de evitar resbalones por la humedad que hay en su interior, tres de los integrantes del grupo se zambulleron y dos de ellos aun mas atrevidos saltando desde una altura considerable, después de tomar un tentempié iniciamos el camino de regreso y esta vez de subida con bastante calor y sudando a mares decidimos que al llegar a los coches podíamos ir hasta sa caleta des capellans para darnos un chapuzon los que aun no habíamos disfrutado del baño y hacer tiempo para acudir a la cita con la paella que teniamos encargada en la bodega del Sol donde se nos unieron dos comensales mas que no habían acudido a la caminata, bueno solo decir que otro sábado mas de disfrute de nuestra illeta y de sus gentes, gracias colegas por compartir estas experiencias conmigo.

Bajando a sa cova tancada des cap de Menorca

Bajando a sa cova tancada des cap de Menorca

El Track de la ruta

Playas de ida y vuelta…….

El año pasado dejamos pendiente, a medias, un paseo playero por los términos municipales de Santa Margalida y Arta. Empezamos tarde y como teníamos mesa reservada en Ses Casetes des Capellans, en La Ponderosa, una vez alcanzado un antigua batería, mucho antes de llegar a Son Serra de Marina, nos dimos la vuelta.

 

Preparando la pateada de este sábado, ante la posibilidad de pasar un calor extremo, se fueron descartando alternativas y nos decantamos por repetir y en este caso alargar lo que quedo a medias el año pasado, principalmente por el continuo acceso al mar en la mayor parte del recorrido.

 

Cinco personas nos presentamos a la convocatoria semanal y a eso de las 8 y media de la mañana estábamos accediendo a la playa de Son Bauló. Bastó una mirada al cartel anunciador de la ruta por el GR222 y un par de miradas cómplices para sugerir alargar la caminata una vez llegados a Son Serra de Marina y seguir hasta la Colònia de Sant Pere…….

 

Por primera vez en nuestros paseos mediterráneos, hicimos parada y cerveza a mitad del recorrido y al finalizar la excursión. Abiertos a todas las propuestas gastronómica – culturales, brindamos con Estrella Galicia y Alhambra respectivamente. Me gusto especialmente el alto en el camino en la Colònia de Sant Pere ya que descansamos durante unos minutos, refrescándonos el gaznate, en la terraza enfrente de la Playa de la Colònia, donde el año anterior y por sorpresa, una vez pateado el Parc de Llevant, Miguel nos sorprendía con la revelación y posterior invitación de su cumpleaños.

 

En la crónica de hoy voy a utilizar el copia pega, tan característico de la época que estamos viviendo y que me ayudará perfectamente a describir el itinerario realizado. Para los amantes de playas y rutas de verano, aconsejo echar un ojo a las páginas www.disfrutalaplaya.com y www.platgesdebalears.com y desde aquí agradecerles los datos y conocimientos adquiridos. He creído cuanto menos interesante, dar cuatro pinceladas sobre las playas visitadas y los kilómetros realizados.

 

 

De Son Bauló a Son Real 2618 m

De Son Real a Son Serra de Marina 3170 metros

De Son Serra de Marina a Arenal de sa Canova 2272 m

De Arenal de sa Canova a Cala Toró 1775 m

De Cala Toró a Platja Colònia de Sant Pere 1516 metros

 

Total 11.351 m……..ida y vuelta 22.702 metros

 

“ Na Patana o Punta de na Patana está situada entre Punta des Fenicis, ses Pedreres y Arenal de ses Assussenes. Desde ahí se puede visitar la necrópolis de Punta des Fenicis (datada a partir del siglo VIII a.C.), única en su género, formada por un centenar de tumbas aristocráticas, algunas con forma de talaiots y navetes en miniatura. También se puede optar por visitar los restos de la batería de Son Bauló (siglo XVIII), localizada en la punta occidental que cierra Arenal de ses Assussenes.

 

Cala Serralot o es Serralot, situada entre es Fondo de Son Real y Punta Llarga de Son Real. Es Serralot se halla a medio camino de dos arenales vírgenes, los vecinos Platja des Dolç y s’Arenal d’en Casat, así como del promontorio Punta des Patró que realiza la función de espigón natural de esta última playa.

 

S’Arenal d’es Casat, también conocida como S’Arenal d’en Casat, Ses Assussenes entre Punta Llarga de Son Real y Punta des Patró

 

Arenal de sa Canova es una playa de arena blanca y fina situada entre las urbanizaciones de Son Serra de Marina y S’Estanyol. Cala Porcella es una cala de arena y piedras situada en s’Estanyol. Cala Toró es una cala de arena y piedras situada en la urbanización de s’Estanyol “

 

 

En resumen, día espectacular, mezclando paseo, fotos y bañito, con la posibilidad de admirar la flora y fauna de la zona……y de otros países,     ( viva la vida y las ganas de mostrar al mundo encantos y desencantos……hay imágenes que quedarán impregnadas en mis retinas para la posteridad y desconozco hasta que punto afectarán en mi futuro  desarrollo personal….., se de algún caso concreto, tan afectado y traumatizado, que no se dejan ver públicamente mientras las temperaturas sean altas y el Lorenzo pegue con fuerza………..)

 

Fins sa propera!!!

Salut i muntanya

Agur

 

 

CIMG0034

Can Picafort – Son serra de Marina – Colonia de sant Pera

Sábado de costa con una trayecto que fuimos alargando según fuimos avanzando la mañana, en principio teníamos que caminar desde can Picafort hasta son Serra de Marina, pero como veíamos que se nos hacia algo corta decidimos andar unos kilómetros mas, en fin que arrancamos a caminar a las 08:30 horas y llegamos al coche de vuelta a las 17:00h hay que tener en cuenta que hicimos el trayecto de ida y vuelta en kilómetros no sabría que decir pero creo que sobrepasamos los 20 kilómetros, estoy escribiendo esto y parezco un langostino cocido, vamos como un guri y mira que me lo dice mi mujer, ponte crema y yo me pongo. eso si cuando me acuerdo que es casi nunca y luego pasa lo que pasa, hoy fuimos 5 los caminantes con un reencuentro ya que después de algunos meses volvió Jaime de Llucmajor, sol no nos falto en toda la jornada y gracias a la suave brisa que nos soplo la mayor parte del día fue bastante soportable el calor, la cerveza en sa colonia de san pedro fue de las que saboreas desde la primera gota hasta la última, fresquita, fresquita, bueno voy a ver que fotos elijo que hoy si que hay donde escoger.colonia de sant pera

Caminando bajo las estrellas

Esta vez y sin que sirva de precedente, las palabras tendrán muchísima más presencia que las imágenes, entre otras cosas porque de estas últimas, aunque parezca mentira, no hay. Nunca me ha gustado demasiado hacer fotos de noche, con luz artificial y aparte de que carezco del conocimiento necesario para el buen uso del flash tampoco mi compañera de aventuras, la Exilim Casio, esta demasiado preparada para semejante tesitura. Eso si, a pesar de no haber plasmado para la posteridad ninguna instantánea, será difícil olvidar la experiencia vivida ya que han quedado un montón de imágenes grabadas en la retina. Si ya de por si hacer el Torrent de Pareis es una experiencia única, por lo que ves, por lo que sientes y por lo que aciertas a contemplar……..hacerlo de noche, noche cerrada, con luna cuarto menguante, es increíble por lo que oyes, por lo que imaginas que ves, por lo crees que observas, por lo que intuyes que sucede a tu alrededor, por el canto metálico del ferreret, por el ruido de las pisadas sobre las rocas, sobre la gravilla….por los murmullos de la gente que te acompaña, por el baile de las luces de los frontales, por todo y más, mucho más.

Quien más quien menos llevaba entre ceja y ceja hacer el Torrent de Pareis de noche y  alguna que otra vez se había hablado, dejando caer esa posibilidad, se comentaba de vez en cuando manteniendo viva la llama para que no quedara en el olvido, para que no olvidáramos que esta allí, todas las noches, durante los últimos millones de años…..y hasta la fecha no se ha movido.

Durante las últimas semanas se venía comentando hacer una nocturna a final de mes, en plan llegar a algún sitio, dormir allí y a la mañana siguiente seguir pateando la zona. Varias eran las opciones y por primera vez en mucho tiempo, muchos fueron los comentarios en el foro, opinando, comentando, sugiriendo o solo apareciendo y saludando. Se fueron descartando sugerencias por distintos motivos y cuando parecía que entrábamos en un bucle sin salida, Andreu dejo caer, como quien sabe lo que deja caer y espera acontecimientos, la opción de Pareis nocturna……..y se coronó. La idea fue largamente aplaudida y ya solo era cuestión de ir dejando pasar los días hasta el viernes a las 23 horas para acudir raudos y expectantes al lugar de la quedada. El plan original del torrente nocturno iba aderezado con un par de sugerencias para el día siguiente por la zona, tal que Pas de s’Argamassa, Morro de Sa Vaca, Forat Grossos, Pas des Contrabandistas…..en plan picoteo. De los nueve asistentes, había tres que ya desde un principio, por distintos motivos, habían adelantado que  no se quedaban a la excursión del sábado y para ello, para tener asegurada una vuelta motorizada, habían bajado un coche a Sa Calobra. A las 23:30, cuando desde el restaurante de Escorca, empezábamos la excursión todavía no acertábamos a valorar lo importante de semejante acción. Podría explayarme en todas las sensaciones vividas durante la noche,  Cami des Burgar, Torrent de Lluc, s’Entreforc……pero no lo voy a hacer principalmente por dos razones, una porque no encontraría las palabras adecuadas para describir semejante experiencia y dos, porque como al que empieza un libro y le cuentan el final, considero que no es de recibo estropearle a nadie la sensación de poder vivirlo alguna vez.

No quiero acabar esta crónica dejándome un par de cosas en el tintero. La primera es que imaginándome la excursión nocturna en mis sueños del jueves tenía algo de reparo en el buen funcionamiento de los frontales y me preguntaba si serían suficientes para superar los pasos existentes y no tener que ir palpando las piedras a tientas. Funcionaron de maravilla y las formas que dibujaban los haces de luz en las rocas formaban siluetas cuanto menos curiosas……por momentos parecíamos los siete enanitos, aiho, aiho al Torrent a patear, aiho, aiho…….buscando a Blancanieves. La segunda mención es a la humedad existente, que hizo que sudáramos la gota gorda, prácticamente sin notarlo y que poco a poco nos fue convenciendo de que lo del día siguiente sería muy duro. La tercera mención haría referencia a la llegada a la desembocadura del Torrente, con una vista atrás espectacular a la única luna que fuimos capaces de ver en toda la noche. Fue en ese punto, tras el baño valiente de Santi y Andreu, cuando se decidió que lo mejor era volverse a la civilización y dejar las ideas del día siguiente para mejor ocasión. Personalmente, en un primer momento, no me pareció la mejor elección, pero no me hizo falta ni recapacitar, era cuestión de tener dos dedos de frente……eran las cuatro de la mañana del viernes al sábado después de que, quien mas quien menos, había amanecido pronto por la mañana. De haber hecho el Torrent de Pareis que siempre tiene su miga y más en esta ocasión, que la falta de luz natural te obligaba a estar especialmente concentrado. De la humedad y calor de esa noche y de la que se esperaba para el día siguiente…….del líquido que ya se había bebido y el miedo a que alguno le faltase al día siguiente…….sin duda, se tomo la mejor decisión. Como he comentado previamente, Santi y Bernar habían bajado un coche a Sa Calobra, y gracias a ello subí con ellos, Bárbara y Andreu hasta el parking del oratori de Sant Pere en Escorca, donde recogí mi coche y con música de Barricada para no dormirme volví a hacer las tropecientas curvas de bajada para recoger a Miguel, Aina, María y Manel. Café, ardiendo, en Inca y problema logístico al llegar a mi casa……la llave por dentro hizo que, caballero o gilipollas que es uno, para no despertar los dulces sueños de mi mujer…..esperé desayunando en el Bestard y luego en la puerta de mi casa a que despertara……..a las diez de la mañana, duchado y cansado, me metía en la cama

Un placer haber disfrutado con vosotros de un experiencia única, gracias a todos. Queda pendiente hacerlo una noche de luna llena….tiene que ser lo más de lo más de más……….

Torrent de Pareis a la luz de las linternas

Después de un pequeño descanso reparador intentare describir una experiencia única ya que por primera vez unos cuantos locos ( 9 ) a los que se nos negó el acceso a la loqueria (  pero que no estamos locos, que sabemos lo que queremos, vive la vida igual que si fuera un sueño…… ) nos dio por recorrer el caótico descenso del Torrent de Pareis de noche y sin luna, con una mochila que pesaba como un muerto ( que coño llevo que pesa tanto ) comenzamos a caminar sobre las 23:30 horas que salimos del restaurare de Escorca,  entre risas y polillas atraídas por la luz de nuestros frontales y después de hora y poco que nos llevo el descenso hasta el punto estratégico del entreforc, donde por cierto coincidimos con un grupo de jóvenes que en vez de irse de marcha fueron a pasar la noche allí, para por la mañana continuar el descenso y que alucinaron al ver que nosotros teníamos intención de real-izarlo, en este punto fue de los pocos que pudimos apreciar una panorámica del cielo estrellado ya que al apagar todas las luces y mirar hacia arriba si ningún tipo de contaminación lumínica se ven como en pocos lugares de la isla, después de un breve descanso para acondicionar la vestimenta e hidratarse continuamos con nuestra ruta en busca del primer obstáculo de la misma, aunque todo el torrente es un laberinto de rocas en este punto hay que poner especial atención ya que te mueves por grandes rocas bastante lisas y pulidas por los miles de pies que por ellas transitan cada año, de noche los detalles se pierden mas allá de las luces de los focos  y vas mirando al suelo para elegir el siguiente paso, la siguiente roca, procurando no resbalar y caerte fuimos superando los diferente pasos muchos de los cuales están equipados un cuerdas para facilitar el descenso, llegados a sa cova de sa Pera o des Romegueral nos dimos un nuevo respiro para reagruparnos y beber continuamos en busca del último de los pasos conocido como Grasos aprimauvos, paso que desde que descubrir que se puede hacer por arriba y metiéndote en una grieta no resbalas siempre lo supero por ahí, desde ese punto hasta sa font des Degotis es un suspiro y ya vas pensando que queda poco para llegar a la desembocadura del torrente y así es, pasito a pasito se nos iba acabando el torrente, llegamos sobre las 03:30 horas y nos entraron las dudas de dormir allí como teníamos pensado para hacer una ruta esta mañana, el cansancio hacia mella y la mayoría decidió volver a casa y descansar, creo que fue la opción idónea ya que a mi personalmente me agota este descenso, como experiencia tengo que reconocer que me gusto, es una forma diferente de recorrerlo, una mas de la muchas que lo hice aunque en honor a la verdad el récord lo posee Bernard y no quisiera usurpar ese honor, bromas a parte y a un mes y poco para nuestra incursión en pirineos vamos manteniendo la forma para afrontar ese reto, mención especial para Fernando que tuvo que soportar la pesadez de bajar con el coche a buscarnos a la Calobra  después del palizón, hoy las fotos brillarán casi tanto como el sol que nos alumbro todo el camino ya que se pueden contar con los dedos de una mano o como mucho con la de las dos, voy a a ver que tengo el la camara

Torrent de Pareis

Torrent de Pareis

 

Nociones de supervivencia en sa Cova de Na Bernarda

CIMG0102

Un sábado más seguimos con la serie “Las calitas son para el verano”……recorriendo la costa mallorquina. En eso estaba pensando yo, como una pesadilla,  a las 4 y media de la mañana cuando me metía en la cama tras haber disfrutado del jaleo menorquín de Sant Joan en…..Mancor. Después de haber atrasado una hora la quedada, hasta las 9….con el beneplácito de mis compañeros de cordada, como me iba a quedar durmiendo?…..y eso que me rondó por la cabeza un par de veces. La idea de juntarme con mis amigos “los sube piedras” y sudar lo ingerido la noche anterior eran un estímulo demasiado apetecible como para perdérselo, por lo que no deje que sonase el despertador dos veces……de hecho no lo deje sonar ninguna, porque olvidé ponerlo y me desperté de milagro. Como solo nos presentamos cinco (la mezcla noche de verbenas y patear en verano es muy dura….), tuvimos que cambiar sobre la marcha la idea original y convertir la circular planteada, para lo que era necesario dejar un coche en el inicio de la excursión y otro, cinco kilómetros más abajo, en una excursión de ida y vuelta por el mismo camino. Volta des General, merienda en la playa de Son Bunyola, Port des Canonge y vuelta por el mismo camino para ir a buscar el desvío hacía la Cova de Na Bernarda por un senderillo bastante vertiginoso. Bañito y comida en la cala de la Cova con una compañía de lo más interesante. Disfrutamos de la presencia de un conocido de Miguel y su pareja, monitor de escuela de supervivencia, escuchando y aprendiendo nociones de diversas técnicas. Sinceramente consiguió despertar nuestra curiosidad y asistimos a distintas clases magistrales, teóricas y prácticas. Hemos quedado en organizar de cara a septiembre – octubre, para todos los que estemos interesados, unas jornadas de técnicas de supervivencia a través de su escuela para poder llegar a adquirir conocimientos interesantes sobre el tema.

Todo el sol del día nos lo comimos, a plomo, durante la vuelta hacía el coche, finalizando con unos 10 kilómetros y algo de caminata. Alhambra en Esporles y el diluvio universal llegando a Santa María para concluir el cantando bajo la lluvia con un aquaplaning de muchísimos metros llegando a Consell. Con otro coche todavía estaríamos navegando……..

Os dejo enlace a las fotos del día;

plus.google.com/photos/104702192673010950386/albums/5892349743309602513

Agur

Salut i muntanya

Volta des General – cova de na Bernarda

Raul, encendiendo fuego como los hombres primitivos

Raul, encendiendo fuego como los hombres primitivos

Segunda salida de este verano de 2013, nos decidimos por hacer un recorrido suave por sa volta des General y ademas visitar por primera vez sa cova de na Bernarda, en total alrededor de 11 kilómetros con variedad de terrenos pero sin dificultades técnicas apreciables, arrancamos algo mas tarde para darle tiempo a nuestro amigo Fernando para recuperarse de la noche anterior ya que celebro san Juan en Mancor y es que no se pierde una ( bien que hace ) nos acompaño mi amigo Manolo ex-empleado de Cemex y ahora viviendo de lo cotizado durante muchos años, ya cuento los días para estar en la misma situación, el entorno costero que caracteriza esta ruta es estupendo en estas fechas para disfrutar del baño, cosa que hicimos en sa cova de na Bernarda, en dicho lugar nos encontramos con una pareja que al principio no reconocí, sobre todo a el que es con el que coincidí en un descenso del torrent de a´lmedra que resulto un poco accidentado, mas bien me reconoció el a mi, pues resulta que es monitor de supervivencia y estuvimos charlando un buen rato en el cual nos sorprendió con algunas técnicas de hacer fuego y pescar con artilugios totalmente improvisados, quedamos para vernos en un futuro y nos impartirá un curso a los que estén interesado del grupo, dia estupendo metereológicamente hablando sin demasiado calor aunque el retorno se hizo bastante pesado, para acabar la fiesta y como viene siendo habitual las birritas que esta vez fueron dos por barba en una de las terracitas de Esporlas, llegando a Santa Maria empezaron a car la primeras gotas y llegando a Consell el diluvio universal, gracias a la tecnológica del coche de Fernando y solo fue un susto ya que nos encontramos un autentico lago a la entrada y del pueblo y pudimos evitar el aguaplanig, bueno u basta ya por hoy de verborrea vamos con las afotos ya que hoy hay algunas interesantes.