Excursiones

Pas de na Maria autentic i Cami des Barrancons

Impactos: 52

Rescatamos una ruta pendiente del cajón desastre para este sábado. La teníamos pendiente desde hace un tiempo tras haber leído la estupenda crónica de Emilio Alonso y observar como otros compañeros excursionistas la habían ido haciendo. A mi personalmente me parecen espectaculares todas las rutas que transitan por caminos antiguos, prácticamente olvidados hoy en día, pero que tuvieron una importancia suprema en tiempos remotos y en otros momentos no tan lejanos. La ruta de esta semana tenía estos alicientes, llegar a la parte más alta de la cadena montañosa por la única parte accesible,  pero en esta ocasión, por pista primero, camino después, sendero y trazas de este al final, bien perfilado, colgando del vacío en la cornisa del precipicio, como ejemplo de joya arquitectónica popular. Si ya varias veces habíamos transitado, yo solo de bajada, por el conocido como Pas de na Maria, en esta ocasión para satisfacción y disfrute de todos, descubrimos el llamado Pas de na Maria auténtico o de caballerías y es que este si que parece el paso que utilizaban nuestros antepasados del Valle de Orient y sus Possesions, Comassema, Son Vidal, Son Monserrat,….para acceder al valle de l’Ofre.

No quiero extenderme mucho en la descripción del recorrido, pero insisto, camino de subida espectacular y muy, muy recomendable para disfrutar de un día de montaña.

Merendando al final del Paso, decidimos de forma unánime añadir un poco más de aventura a la jornada ya que si desde allí hubiéramos cerrado el círculo, hubiera quedado un poco corta. Tengo pendiente desde hace mucho tiempo encontrar un Paso desfiladero entre paredes verticales por la zona de Alfabia,  que solo he visto vagamente documentado en la página de Raconers con tres líneas y una foto. Envié el texto a Isidro e interpretando el texto con el mapa creía haber encontrado su ubicación. Con esta idea, decidimos largar la excursión e ir a buscarlo. Pronto nos encontramos con el primer inconveniente del día, la niebla, con mayúsculas, densa, cerrada, prácticamente no se veía nada a pocos metros de distancia. Sin errar demasiado en nuestro rumbo fuimos avanzando pero en vez de subir por la vaguada (Bernar dixit), subimos directamente a la cresta del Puig des Coll des Jou accediendo a la cima. Echando la vista atrás y no viendo absolutamente nada, tenía claro a esas alturas que no retrocederíamos para cumplir la ruta inicial y bajar a Comassema por el Cami des Barrancons. Me conformaba con encontrar el Paso y descender por él hacia Orient o si no éramos capaces de averiguar su ubicación volver al Coll y descender por el Bosc den Palou.  Con las fotos de la cumbre y la vistas a ningún sitio, llegó el segundo inconveniente del día y el cambio de planes. Isidro había perdido su cámara de fotos y creía recordar donde, o en el lugar donde se quitaron algo de ropa o donde merendamos. Sin dudar, decidimos volver sobre nuestros pasos en busca de la cámara perdida, sabiendo que el Paso escondido será el punto fundamental en una próxima excursión (creo que la de la próxima semana añadiendo kilómetros y cumbres) y que cumpliríamos a rajatabla la propuesta inicial cerrando el círculo por encima de la Possessió de Comassema. Desde allí dimos una auténtica lección de orientación y memoria ya que prácticamente seguimos paso a paso lo andado previamente, peinando la zona donde Isi se había despojado del polar primero y después, encontrando la cámara donde merendamos.  Desde allí, fuimos a buscar el portillo que da acceso al Cami des Barrancons. Comimos en una ladera con unas vistas geniales al Puig de l’Ofre, y a lo lejos, jugando con los rayos del sol y las nubes negras, las montañas gemelas del Puig de Alaro y Puig de s’Alcadena. Fotos portada del Foro, susurros al oído y caras de sorpresa. Comida, donde algunos se están volviendo demasiado profesionales, hornillos, termos de café con leche y te,….

Tras desorientarnos durante unos minutos, encontramos el portillo y el Cami de bajada, que haciendo lazadas, a tramos muy deteriorado, te deja al lado de las casas de Comassema. Rodeando las casas, accedes a la pista y en poco más de trs kilómetros llegas a Orient y al aparcamiento donde por la mañana habíamos aparcado los coches.

Jornada genial, otra más, disfrutando de la montaña y de nuestra maravillosa Tramuntana en grandísima compañía. Antes de acabar, no quiero olvidarme de agradecer al Sr. Fernando Fortuny, propietario de Comassema, su amabilidad al dejarnos transitar por las tierras de la Possessió.

CIMG0041

7 Comentarios

  • Paulino

    Fantásticas fotos Fernando, como siempre una jornada muy agradable y excitante. Queda pendiente encontrar el paso que al final no pudimos ir a buscar.
    Y te has olvidado de mencionar la fantástica música que puso Isi en su ” flagoneta ”
    FELICES FIESTAS

  • AndreuQ

    Los tiempos cambian, tradicionalmente en esta fecha (sábado anterior a las fiestas de Navidad) ‘Els Esquirols’ hacían una ruta por Palma para visitar los Belenes, hacer una comida juntos y desearse Felices Fiestas.

    • AndreuQ

      Pues tienes razón, el plácido comportamiento de la semana anterior y el olvido de ésta puede que sean fruto de su proximidad a la vejez, ¡aunque hay que reconocer que está hecho un jabato!
      La próxima semana vigiladlo de cerca no sea que se os pierda por el camino.

  • Fernando Vega Arrese

    Jajaja, lo de Isi es caso aparte, no voy a añadir nada más al respecto ya que esta todo dicho, menudo crack!!!. Lo de que los tiempos cambian, es cierto…y además a una velocidad de vértigo, cerramos los ojos y en un suspiro se nos han ido cantidad de momentos…..Los más jóvenes del lugar (por llegada al grupo, no por edad, jajaja…) no hemos vivido esas tradiciones en primera persona, aunque yo personalmente he visto alguna foto en el Baúl de recuerdos de Miguel aquí en la web. Bones festes!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.