Excursiones

Es Pas d´en Gori i es Pas de s´Arros de Peix ( crónica de Arnau )

Impactos: 34

TOT AIXÒ QUE VEIS ÉS MEU I LO QUE AQUESTA AMAGAT TAMBÉ

El sábado del caos ciclista, ni un palmo de carretera libre a la circulación, cien mil ruedas radiales invadiendo el territorio, todos los pueblos de tramontana sometidos a un toque de queda, este fue el panorama mallorquín del día.

El programa inicial del sábado era la cara norte de sa Talia Vella des Cavall Bernat, visitar sa Font de l´Astor. Está ruta implicaba quedarnos en el Puerto de Pollensa hasta pasadas las 18h para poder regresar a las diferentes localidades respectivas de cada uno, esto nos obligó a cambiar la ruta, parece ser que la carretera menos complicada es la de acceso a Soller desde Palma, ¿Cornador Petit?, la opción es aceptada.

Mar, Maria Antonia, Aina, Miguel, Paulino, Eusebio y Arnau, toman parte en esta ruta, el grupo se reúne en Ca´n Penasso para proseguir juntos hasta Biniaraix donde vamos a iniciar la ruta, lo que todavía no sabíamos es que acabaría en Inca, una típica variante made in Luis.

Las calles de Soller estaban encharcadas y el terreno no prometía para realizar tres pasos uno de ellos muy expuesto, en mojado complicadillo, los primeros resbalones se daban en el ascenso por el camí des Barranc, el piso empedrado se había convertido en una pista de hielo. A medida que íbamos subiendo buscábamos alternativas a la ruta, seguía lloviznando y la prudencia no aconsejaba seguir con la propuesta inicial.

Merienda en sa Cova de ses Alfabies, primera caída, María Antonia da con sus posaderas por tierra sin más consecuencias, un servidor queda de rodillas sobre un bancal al intentar acceder a la parte superior y salir disparado el pie de la piedra de apoyo cual ratón asustado por felino hambriento.

Al llegar al Coll d´en Se la lluvia arrecia, débil pero espesa, aparecen los “gores” y fundas para mochilas. Definitivamente cambiamos los planes, algo menos expuesto, ¿Xeregall des Verger, Portell des sa Costa?, propuesta valida y aceptada, cambiamos ruta y descendemos hacia es Gorg de ca´n Catí, dura poco la propuesta, al mejor estilo del Niño de Talavera sale una variante que cala hondo, arroz marinera, cambio de ruta dirección Inca.

Seguimos en descenso al Gorg de Ca´n Cati para tomar las escaleras del Barranco en dirección a Biniarix, Paulino y Mar van por delante algo apartados del resto del grupo, de pronto por la izquierda visualizo un camino, parada, observación, Eusebio se da cuenta que observo algo con suma atención, toma la directa y desciende por el camino, Aina sigue para avisar a los dos adelantados que regresen, se oye un aviso de Eusebio y con un gesto nos dice que bajemos, parece ser que el camino tiene más continuidad a partir del porche que se divisa.

Llegamos al porche, junto a éste un aljibe cubierto con bóveda de piedra, a la antigua, seguimos descendiendo y aparece en Gori, primero un golpe de atención, “que feis aquí” al rato se convierte en un estupendo guía, después de la frase “tot aixo que veis es meu, be jo m´en cuido”, nos enseña sa tafona y el magnífico huerto junto a un pequeño aljibe nutrido por un débil chorro de agua, que según nos informa proviene de sa Font de s´Alardén, después de un jovial rato nos despedimos y proseguimos a buen ritmo hasta Biniaraix, en el descenso algunos resbalones sobre las pulidas piedras del camino.

PRIMERA EPOPEYA

Salir de Soller en sábado al primer intento es para nota, lo más seguro es que si no eres foráneo, des algunas vueltas, si la impaciencia no te gana, al final llegas a la carretera del puerto.

SEGUNDA EPOPEYA

Al salir del túnel retenciones para poder seguir hasta Palma, el intento de evitar la aglomeración ciclista se ha visto frustrada, en la rotonda de Palmañola cortan el tráfico temporalmente al paso de los ciclistas y van pasando los vehículos a cuentagotas

En definitiva entre salir de Soller y la vicimultitud hora y media para llegar a Palma a recoger las llaves de Inca.

ULTIMO CAPITULO

Llamamos a Luis “señor de las variantes”, dado que suya es nuestra última decisión aparezca como digno comensal, y a mi mujer Gloria para que venga a comer con nosotros, aparecerá con dos botellas de albariño.

Mientras Eusebio y un servidor nos dirigimos a Inca a recolectar las viandas para el arroz de pescado. Después la preparación, lenta con el tiempo suficiente, la cocina es enemiga de las prisas, mientras unos preparan y guisan, otros beben, critican, cuentan anécdotas, pero todo en buena harmonía acompañado de cervezas y vino, al final buena cuenta del arroz.

Está claro que sabemos donde vamos a empezar la ruta, lo que nos sabremos nunca es donde la vamos a finalizar, ni como.

Ha veces las ruta acaban en autenticas delicatessen culinarias no aptas para gente con vertigo
Ha veces las rutas acaban en autenticas delicatessen culinarias, no aptas para gente con vertigo

Las fotos de Arnau

Paulino posando para la cámara de Arnau
Paulino posando para la cámara de Arnau

4 Comentarios

  • Melga

    Lo más duro de toda la ruta fue el final. El momento glorioso la afirmación de Gori ( todo lo que veis es meu) tuve que hacer un gran esfuerzo para no soltar una carcajada. La humedad nos impidió cumplir los objetivos marcados, pero una de las cosas más importantes es la de saber cuando retirarse y dejarlo para otro dia.

  • guiem

    no hi ha mal que per be no vengui, ben mirat sou bons de conformar, sa ruta prevista queda pendent i vos podre acompanyar, Salut i sensa escatimar-la.

  • eusebi

    Ni Perez-Reverte lo hubiera redactado mejor, eres un puto crack Arnau, montañero, marinero, escritor, cocinero… Una jolla amigos, una jolla, porque va con “ll” verdad Ambrosio?

  • paulino

    De las excursiones más complicadas de mi vida. La posibilidad de quedarnos sin comida ni agua flotó en el ambiente toda la jornada. Menos mal que dentro del grupo había gente experimentada ( los PVMs ) que supieron resolver la situación con profesionalidad. Increíble el arroz de pescado que se sacó de la manga Arnau , y eso que si nos dejan media hora más en compañia de L’amo en Gori, nos quedamos en medio de la montaña comiendo bacalao con su familia.
    Lo dicho un verdadero placer compartir con vosotros un sábado inolvidable.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.