Pasos por la mola de son Ferrandell ( crónica de Eusebio )

Pasos por la mola de son Ferrandell ( crónica de Eusebio )

Impactos: 40

Sabado, 17 de Septiembre de 2016

Habiamos quedado a las 8 de la mañana en S’Esglaieta, punto de reunion habitual cuando se trata de ir por la zona de Valldemossa-Esporles. Como siempre, Arnau, Paulino, Mochon… com un clau, no se puede decir lo mimo del resto, una cochada provinente del centro-norte de la isla, que se presentan a las 8,20. No coment. Ah! y cuando digo cochada, es cochada, lleno hasta la bandera, Mito, Toni de Sa Muntanya, Aina Betlem, Luis y el Abu, no os cuento como llego la pobre.

Bien, reunidos y conformes marchamos hacia el punto de partida de nuestra excursion-indagación, ya que la intención era confirmar la existencia de un posible paso de salida en la cornisa de la mola.

Aparcamos los vehiculos en la urbanizacion de Son Cabaspre, de acceso sinuoso y solo para conductores muy avezados (le estoy haciendo la pelota al referente), nos ponemos en fila y … Arnau sale como un tiro, pero que se ha fumado esta mañana? fué el comentario general, nooooo que se ha aprimado, que no lo ves?, bueno al cabo de unos minutos todo vuelve a la normalidad.

Subidita de las buenas, muy empinada, sin camino y hojarasca seca que patina de lo lindo, de hecho era un pasito p’alante … dos pasitos p’atrás y así hasta la base de la cornisa, donde como era de esperar fuimos guiados, allí se encuentra el paso de acceso a sa fesa y que enlaza con la corona de la mola.

Uno tras otro iniciamos la subida, yo como casi siempre, me despisto y en vez de subir por ande las personas, me lío y subo por la derecha, nada…ligera enmerdada y a seguir. Vamos llegando a sa fesa, una grieta preciosa que aboca a los acantilados de sa mola, impracticable si no es por el paso por el que hemos accedido.

Remontamos y nos colocamos sobre la mola de Son Ferrandell. Ahora solo falta no perder orientación y dirigirnos al paso que nos permitirá llegar a Sa Font de S’Almangra, si he dicho paso, nada de caminos tradicionales, existe un paso de cabreros que permite acceder.

Arnau lo localiza, y seguido de cerca por el incansable Paulino bajamos por él, y amén de unas cuantas llanegades amb i sense possada de cul encontramos la fuente, donde por unanimidad se decide fer es berenar.

Uno saca un peaaaso tortilla que quita el hipo, el otro un bocata flauta pírrico, el otro un tupper .. ware y así hasta nueve, los hay incluso que dando pena se alimentan de frutos secos, como los loros, animalicos ya no saben que hacer para dar la nota, coño!!! que soy yo, borra esta última nota.

Y ahora… a buscar si existe el paso que une la cornisa con la cima de Sa Mola, nos dirigimos al espolón norte, el sendero ahora muy visible, pasado el camino tradicional que va hacia la fuente se torna, senderillo para al poco rato ser una marca imperceptible. Vamos sobre las cornisas, tremendos cantiles de mas de cien metros de altura, cada vez mas cerca, cada vez mas… se llega a un punto que el paso hay que hacerlo con tiento, si patinas… adiós, mundo cruel.

Seguimos y al fin llegamos al objetivo, un cul de sac, la última ocasión Arnau y yo retrocedimos sin ver posibilidades, aunque sempre queda es corc… y decidimos volver con toda la artillería.

Vaciado de mochilas, colocación de arneses, ochos, bagas de anclaje, yumar, esto los normales, la avanzadilla, los first class … plens de ferro, clavos, fisureros, friens, bloqueadores, cuerdas… un espectáculo.

Mito,Luis,Toni y Paulino, machos alfa venidos a menos, aunque a años luz del resto de la tropa, inician la escalada, seguridad ante todo, Mito y Luis van colocando tramos y asegurándolos, Toni y Paulino de apoyo (aguanten sa corda, pero queda millor d’apoyo). Tras un buen rato, oimos a Mito y Luis gritar y, como no, como si de eco se tratara nos llegan las nuevas… que dicen que esta muy chungo y que si se ponen los pies de gato…?

Nada, nada, que se queden con los suyos y que bajen, fiasco, no hay salida… bueno otro día habrá mas suerte.

Reunida otra vez la cordada, lo pongo así porque parece mas mejor, retrocedemos sobre nuestros pasos por las cornisas, pero antes de llegar al paso de bajada, hay, ahora si, una brecha por la que es posible subir para los excursionistas normales. Trepamos por la misma y nos colocamos de nuevo sobre Sa Mola, pero hay que hacer un inciso… durante la subida a Luis “el manitas” se le cae la funda de la cámara yendo por una variante (no puede ir por donde las personas), Arnau ha visto donde y dice … quieto todo el mundo, que se donde está. Mito, se ofrece, yo bajo a buscarla… que tu bajas a que?

Hago punto y aparte, porque hay que hacer punto y aparte… que tu bajas a que? Tu y Luis solos escalando… uyyyy, no reproduciré comentarios por respeto a la intimidad (y a las querellas).

Bien, deciamos ayer… ya estamos sobre Sa Mola, ahora hay que ir a buscar el espolón norte y justo ahí hay el paso de bajada, el pas de n’Eugeni, o así entendemos que le llaman.

El paso no es excesivamente complicado, lo que si es, es excesivamente aereo, la piedra no es de fiar (conglomerado y bloque con poca o nula sujeción) y con la sequía es aún mas inestable. Nos colocamos en fila y pasamos primero dos, que aseguramos un cordino para que el resto del grupo pueda transitar sin peligro. Lo dicho paso aereo, pero muy bonito. Bien, acabado el paso toca bajar… y esto se hace por un fil ferro y unos “escalones” de piedra y armagamasa colocados en una grieta. Para amenizar la bajada, en las grietas donde puedes agarrarte hay hormigueros, es una bonita experiencia que desde está página recomendamos al resto de compañeros excursionistas.

Por fin, ya en la base de los acantilados, nos quitamos los arneses y bajamos por un cómodo… una puta costa… hasta alcanzar un camino de carro que nos llevará de nuevo a la carretera, donde están aparcados los vehiculos.

Besos, abrazos… despedidas. Otro día saldremos de nuevo, aunque eso sí, hay que salir a caminar, no sólo trepadas y pasos, que en los grupos hay gente ditinta, y no a todos les gusta lo mismo.

Asi quedamos, y así se hará, unos cuantos sabados caminar y alguno a trepar, buscar…En fin, otro buen día de vida sana y alegre compañerismo, como siempre un verdadero placer el poder compartirlo con gente como vosotros.

 

 

Luis superando una de las trepadas del día
Luis superando una de las trepadas del día

6 comentarios sobre “Pasos por la mola de son Ferrandell ( crónica de Eusebio )

  1. Eusebio…….el Abu lleva muy mal lo que pasó entre ” Mito” y Luis el sábado…….es un intento infructuoso, creo yo, de recuperarlo…..Y espera cuando Pedro vea las afotos……
    Por lo demás maravillosa excursión guiada por Arnau aderezada con todos los ingredientes que nos gustan: verticalidad, un poco de riesgo y muchas risas.
    Hasta la próxima

  2. Buena matinal que nos enseñaron los pvs mayores del reino. Con un par de pasos de esos que quitan el hipo y un hormiguero muy mal colocado, jajajajajaja. Buena compañía de titiriteros y funambulistas que hacen que los peligros se minimicen y así los actores secundarios puedan seguirlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.