Excursiones

Penya-segats de Son Nebot

Impactos: 17

Lluvia, lluvia y mas lluvia. La que cae ahora y la que nos ha caído durante la mañana. Día pasado por agua y aún admitiendo que  ya era hora por lo necesaria e indispensable, nos ha trastocado un poco los planes. Viva las previsiones erróneas y mientras,…..los tíos del tiempo tapando el mapa de las Baleares. Ayer viernes, tuvimos que cambiar la opción más votada al no obtener permiso de la propiedad para acceder a la cueva, por la premura de tiempo y  la dificultad de acceso sin que ellos pudieran guiarnos y hubo que volver a abrir la urna. La propuesta aceptada, segundo plato, nos llevaba a los acantilados de Son Nebot. La idea era subir por una espectacular canal a la izquierda de las paredes verticales y tras dar unas vueltas, arriba y abajo, por el altiplano del macizo del Galileu, bajar por el Pas de Escorca o Son Nebot de vuelta al parking del Oratori de Sant Pere, a la altura del restaurante de Escorca. Mientras acabábamos de documentar la ruta y buscar algún track, Manel sugirió, debido al modesto kilometraje, quedarnos a comer en C’an Gallet el menú del arros brut. La verdad es que viendo luego como transcurrió el día y la cantidad de agua que nos cayó encima, reconozco que el de la bola de cristal se adelantó a los acontecimientos y clavó la sugerencia.

Espectacular subida al altiplano de las casas de neu del Galileu por la cara norte, por los acantilados de Son Nebot. Rossegueras y chimeneas de roca. Poco antes de llegar al último tramo de subida, cuando la canal se va dirigiendo hacía la izquierda y la rosseguera llega a su fin, para adentrarse en la chimenea rocosa, la llovizna continua que llevaba ya rato cayendo, dificultó y de que manera las últimas trepadas. Mención a esa última dificultad en forma de corta repisa que exigía superarla medio en cuclillas, medio doblado…..dificultad extrema para los click de famobil del grupo. Lluvia copiosa ya en ese momento mientras llaneábamos hacia las casas de neu. Merienda de pie mientras la lluvia era ya inaguantable y el frio empezaba a notarse. Decisión correcta y cambio de planes….., bajaríamos de vuelta por el Cami de ses Voltes. Bajada rápida por unas piedras muy resbaladizas hasta las restauradas casas de neu de Son Masip. Llegada a la urbanización y un par de kilómetros por la carretera hasta los coches. Lluvia, lluvia y mas lluvia. Cerveza alrededor de la estufa en el restaurante de Escorca y carretera dirección a C’an Gallet. Menú fin de fiesta de un día de primavera pasado por agua y con bastante frío por las alturas.

CIMG0098

Un Comentario

  • melga

    Para mi ha sido una subida brutal, estupenda y con la lluvia se añadió un nuevo ingrediente que aun la hizo mas interesante, sois unos cracks sobre todo Cati, voy a ver las fotos que seguro no desmerecen nada el dia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.