Excursiones,  Playas y calas

Puesta de sol en el Port des Canonge

Impactos: 47

Por aquí estamos de nuevo con poco que contar y mucho que ver. Los dos socios fundadores del club de las puestas de sol “cuanto mas lejos y con mas curvas para llegar mejor”, se pusieron de acuerdo en ir a disfrutar ellos, solos, del bañito antes de la quedada oficial y tuvieron cónclave al mas alto nivel. Se les unió Santi, no se si para dar fe de la histórica e histérica reunión o para salvaguardar la fama y proteger la imagen de los susodichos, ante la palabrería y mente calenturienta de algún que otro palomo cojo y sus celos enfermizos. Viendo el percal, Bernar pensó para sus adentros “me traigo a mi hija y a su amiga y tengo la coartada perfecta. Limpio de polvo y paja, protegido de los comentarios de los palomares…..”. Andreu, observando el panorama prefirió mirar para otro lado y no pensar nada. Mientras los tres del Port disfrutaban de una tarde soleada de Agosto, a la misma hora, en Consell, aparecíamos tres sin casa a la citación oficial. Evelin, Miguel y yo. Viaje tranquilo y largo comentando el descenso del torrente que hicieron el domingo y nuestro espectacular viaje por los Pirineos (aprovecho esta línea concreta que me brinda la posibilidad de dirigirme a todos vosotr@s, para recordaros que hay publicadas en la web unas crónicas geniales con sus respectivas fotografías de nuestro viaje por Pirineos, por si alguien no las ha leído, no se ha atrevido o no se le ha ocurrido…todavía). En el lugar de quedada en segunda convocatoria, s’Esglaieta, no había nadie. En esta ocasión había varias personas, asiduas de las puestas, que no podían acudir….y a los que lógicamente se les echo de menos…, lógicamente. Desde que coges el desvío a mano derecha hacía el Port des Canonge hasta que aparcas abajo, un número infinito de curvas e impresentables conduciendo, hacen que llegar a puerto se convierta en toda una odisea. Una vez abajo, encontramos a la avanzadilla en un llano mirador natural entre la Cala del Port des Canonge y la Platja de Son Bunyola. Desde allí las vistas eran brutales y la puesta de sol prometía. A los recién llegados nos dio pereza ir a pegarnos un baño, tanto por la distancia, mínima, a la cala, por la hora que era a punto de empezar el espectáculo y por el estado de la mar. Andreu y Bernar solo recomendaban un sitio muy concreto para el baño ya que el mar estaba muy agitado y mientras colocaba el trípode decidí no bañarme, decisión de la que me arrepentí toda la noche. Observamos, maravillados, una puesta de sol brutal. El sol iba cayendo dejando un cielo anaranjado primero, rojizo después. De la primera puesta de sol a la que asistimos, por obra y gracia de los socios fundadores, allá por el 19 de junio, hasta ayer, dos meses después, el sol se pone una hora, de reloj, antes. Cada día se hace mas complicado poder acudir en hora a fotografiar las puestas de sol por culpa de nuestros horarios y lo pronto que lo engulle el mar…o las montañas. En cuanto el sol desapareció nos dispusimos a cenar de las maravillosas viandas que había traído cada uno, pizza de cosas, tortilla de patata, fuet, quelitas picantes, melón…..y acabamos pintándola delante de la cámara, tal y como podréis observar en las maravillosas instantáneas de la cámara de Miguel. Hay alguno que hasta dibuja su inicial al revés……….mientras sugiere en voz baja, una nueva propuesta, lejana, muy lejana, para la puesta de sol del próximo jueves. Como siempre que acudimos por estos lares, acabamos en Esporles brindando por un nuevo jueves….al sol.

CIMG0034
Había una vez un barquito chiquitito, había una vez…..

Y jugando con las luces la fotos de Melga

cuando nos dio por jugar con la luces cada uno intento interpretar algo, aqui vemos a Andreu con un corazón de luz
cuando nos dio por jugar con la luces cada uno intento interpretar algo, aqui vemos a Andreu con un corazón de luz

5 Comentarios

  • paulino

    Vaya pedazo de fotos. Sí que es cierto que, cada vez ,será más difícil quedar para ver las puestas de Sol, ya que el ocaso cada vez será más y más pronto………pues entonces quedamos para tomar cervezas y merendar y santas pascuas.
    Me quedo con la foto 31…¡¡¡¡cómo es posible que el feo de Bernar tenga una hija tan guapa!!!!…aunque la respuesta es obvia…, porque ha salido a la madre.

  • paulino

    No había visto las fotos de Melga!!!!!
    Me quito el sombrero, Maestro…. casi puedes escuchar el ruido del Mar cuando el Sol se está poniendo por el horizonte.
    Por cierto…Andreu está muy romántico últimamente.

  • Fernando

    Otra jornada memorable de fotos, comida, bebida, risas, bañito (para algunos) y Alhambra. Que guapas las fotos dibujando pinceladas de luz….con un poco de práctica posando y pintando se podrían crear auténticas obras de arte. Grande Miguel con la técnica!!!. Me encanta la foto donde Andreu y Bernar clavan su inicial y el menda la dibuja al reves, jajajaja, puto crack de la perspectiva girada!!!. Estuvimos todos ( todos los que estábamos, éramos ) pero faltasteis muchos!!!……que no se repita.

  • AndreuQ

    Otra puesta de sol, otro jueves de verano menos. El día es más corto y el número de asistentes también, se comprende pero se siente que no sea mayor.
    No os puedo confesar la conversación de los socios fundadores porque no la hubo, mientras Noelia, Paula y un servidor nos bañábamos, nos rebozábamos de algas y yo disfrutaba haciéndoles fotos con la Gopro (la inocencia y espontaneidad de la infancia es ideal para que uno se sienta por un rato un fotográfo de élite con dos modelos), Bernar se confesaba con Santi acerca del secreto de la tortilla de patata del papi de Paulino (y nuestro de adopción).
    A partir de ahora vemos que esto ira desvaneciendo ya que las obligaciones de un@s y otr@s no permiten asistir puntualmente al ocaso, pero mientras el tiempo acompañe la propuesta de Paulino invita a pensar en el jueves desde que empieza la semana y el viernes se pasa casi sin darse un@ cuenta así que mientras seamos al menos dos y el sol se ponga en el horizonte, seguirá habiendo jueves hasta que consideremos que la temporada ha finalizado.
    De las fotos de Fer me quedo con la 32 porque la espontaneidad que he comentado, esa expresión rompe con la armonía de la puesta de sol.
    De las fotos de Melga mi elegida es la 11 una imagen en blanco y negro que engaña al ojo humano ya que parece que el mar llega a los pies de Noelia y Paula pero realmente estaba varios metros por debajo de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.