Excursiones

Puig de Moncaire desde Cala Tuent por es Pas des Marge, Ruc y des Pinot (Crónica de Jaume)

Impactos: 89

Obviamente voy a una excursión si mis obligaciones me dejan, que mas quisiera yo que disponer de todos y cada uno de mis fines de semana para hacer lo que quisiese. Además patear por el campo no es mi única actividad predilecta y en el supuesto e hipotético caso de tener algún día libre debo valorar otros parámetros. En este caso una vez comprobado con cierto estupor que tenia libre el pasado sábado pensé en la lista quilométrica de actividades pendientes que tengo y al final me decidí por la excursión atendiendo a una serie de factores, a saber, el primero es la temperatura, después de pasar unas semanas de invasión de aire africano el sábado teníamos una temperatura acorde con la época lo cual facilitaba pasear por la montaña sin asarse, incluso se podría tratar del ultimo día de temperatura primaveral hasta el próximo septiembre o octubre. El otro factor era el lugar, es una zona de Mallorca que conjuga perfectamente mar y montaña, también al ser una circular de 15 Km con mas de 1000 metros de desnivel acumulado era exigente físicamente y por ultimo debido a las bajas éramos un grupo reducido y bastante fogueado subiendo piedras así que era de esperar un buen ritmo.

A las 8 menos diez pase por Consell a recoger a Miguel que había sido vilmente abandonado por su vehiculo y a las ocho estábamos en el punto de reunión el ya mencionado Miguel, también llamado Melga y abu, Paulino también llamado Paulifog o Pauli, Fernando, también llamado Fer o dictador centroafricano, y perpetrador oficial de las rutas de montaña, Aina, única fémina del grupo encargada de meter en vereda y controlar a tanto macho peludo, también llamada madurita buenorra y un servidor que me llamo Jaime, sin alias si es que tenéis la pretensión de salir vivos de la montaña.

Con todo el personal metido en un coche enfilamos hacia Cala Tuent sin mas incidentes que lo largo del trayecto y los ya habituales conductores empardalados que no están contentos hasta que no llevan detrás de si una cola quilométrica. Una vez en la cala constatamos que lo del baño queda descartado dado la magnitud de las olas y que esta bastante nublado incluyendo alguna gota esporádica, cogemos el camino hacia sa costera, llegamos al Coll de Na Polla y subimos a la izquierda hacia es Pas des Marge. Una vez arriba, siguiendo el track y las fitas, tras superar el Pas des Ruc,  llegamos a las tierras de una posesión de montaña, la de los Binis. Aquí para no pasar por delante de las casas, pillamos un atajo hasta volver a coger el camino, pasado este punto y una vez merendados seguimos hasta el Puig de Montcaire viendo por el camino un cartel, que con enrevesada y prolífica literatura nos explicaba que la finca en cuestión reunía toda una serie de singularidades paisajísticas, flora y fauna, ahora bien, la única fauna singular que yo vi por allí (verla no, intuirla) fueron un numero indeterminado de burros, que mira que es grande la montaña y no tenían otro lugar donde descargar que en medio del puto camino. Así, pisando mierda, llegamos al Puig de Montcaire con unas vistas de la hostia al tener detrás una vista poco habitual del Puig Major y por delante se veia Sa Calobra, un cacho de Cala Tuent y mas lejos, el Port de Soller. Saliendo de la cima, debido al hambre y al aire frío, buscamos un lugar un poco mas abajo a sotavento en donde comimos en medio de un silencio que no siempre se da y en donde incluso nos permitimos una breve siesta.

Siguiendo para abajo llegamos al Pla des Porxo, con su porxo esbucat y un poco mas allá llegamos al Pas des Pinot con la pretensión de bajarlo para enlazar luego con la pista que une es Mirador de Ses Barques con Cala Tuent. Dado que esto significaba bajar para luego volver a subir, lo cual bien pensando es tontería, contaban pero las leyendas que en alguna parte existía es Pas de s’Homenot que nos evitaba cometer la anterior gilipollez, pero como no sabíamos exactamente donde andaba decidimos ir a lo seguro y bajar el anteriormente citado paso, donde ninguna piedra se estaba quietecita en su sitio con los consiguientes patinazos y las graves injurias que salían de mi boca cada vez que pasaba. Llegamos al lado de un anacrónico SEAT 600 que anda pudriéndose por allí hasta la pista. En este punto, dos seguimos por un sitio, la pista y tres por el otro, el Camí de na Cavallera hasta llegar al Coll de Biniamar, donde vimos por primera vez presencia humana, muy especialmente dos señoritas, las cuales puedo certificar que sus piernas no habían visto nada de carritx y que tuvieron el efecto de animar un poco a Miguel, que el tio subía bastante jodido. Aquí un inciso respecto a Miguel y Fernando, como los dos están uniformemente jodidos en varias partes de su anatomía, me comprometo como he dicho ya de palabra y ahora dejo por escrito, a que en cuando la casquen en medio de la montaña, dejar sus restos mortales en manos de los buitres (previa extirpación de los pulmones de Fernando, dada su condición de ex-fumador que tampoco hemos de envenenar a los pobres animalitos) y luego con los huesos que queden hacer una hermosa “fita” al lado de un paso de reconocido renombre y prestigio, lo cual me parece un funeral apropiado para dos montañeros avezados. Volviendo al final de la excursión, enfilamos hacia Cala Tuent a buen ritmo, pasando al lado del desvío de Sa Costera y encontrándonos por el camino algún que otro guiri. Una vez en el coche primera cerveza en la cala y la segunda ya en Inca, con el único incidente de una banda de descerebrados en moto adelantando de manera temeraria. En resumen, unos 15 Km de pateada con mas de 1000 metros de desnivel y unas 9 horas de caminar.

Las fotos de Fernando………

_MG_2367
El último mohicano solitario……huyendo de la civilización

Las Fotos de Melga

Fin de etapa ya en cala Tuent y con una birra bien helada en el coleto
Fin de etapa ya en cala Tuent y con una birra bien helada en el coleto

2 Comentarios

  • paulino

    Muy buena crónica Jaume describiendo una extraordinaria y ,en mi caso, novedosa ruta. Increíbles caminos de montaña ocultos a los ojos de los inexpertos, pasos escondidos y vertiginosos que te obligan a no perder la concentración , vistas y paisajes que te dejan abrumado y a la vez maravillado, posesiones edificadas en lugares inhóspitos en apariencia y donde te das cuenta de lo dura que debía ser la vida diaria para sus moradores.
    Felicito al Presidente por haber propuesto una excursión ESPECTACULAR.

  • melga

    Buena crónica Jaumet, mas conocido como el ultimo mohicano ó el arapajoe que en este grupo hay para todos. Día espectacular por sendas poco transitadas de nuestra sierra, duro y largo se me hizo a mi el final de etapa, pero bueno si quieres vivir esas experiencias ya se sabe hay días que hay que sufrir para poder decir que estuviste alli

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.