Navegando por
Etiqueta: Sa Foradada

Travessa de Valldemossa a Sóller, a ran de mar, por Xisco Valls ( correcamins )

Travessa de Valldemossa a Sóller, a ran de mar, por Xisco Valls ( correcamins )

Impactos: 57

Travessa de Valldemossa a Sóller, a ran de mar.

22,400 km.

Cagondena. No ni ha per tant ¡¡¡ Caminar 22 quilòmetres per la costa nord de la Serra de Tramuntana és una gran experiència, de les que se recorden.

PLA INICIAL: El pla inicial era (i així ho aconseguirem només 4) començar per la zona de Son Mas a Valldemossa, on comença el camí de s’Escolta i arribar al centre de Sóller, passant per diversos camins que es troben per damunt de la mar, no massa enfora d’aquesta.

Aquests camins són en la meva opinió d’una extraordinària bellesa, ja que combinen els distints colors e intensitats dels verds de les alzines, oliveres, pins i les mates, amb el fons “blau intens” que la mar adquireix quan l’observem a partir de 100 o més metres d’alçada. Un autèntic espectacle cromàtic. Tot en un marc de roques i marjades antigues. Una bellesa sublim de la que l’Arxiduc Lluis Salvador va quedar enamorat.

Per si fos poc, la remor intensa de la mar alterada ahir provocava sensacions encara més intenses.

Només va faltar la “llum” del sol.

Iniciem la marxa amb una temperatura fresca o casi “freda” i ens hem d’abrigar.

El camí de s’Escolta fa segles servia de miranda des d’on vigilar la presència de naus enemigues, cosa que es feia en part “escoltant” amb el silenci de la nit. Ara avui en dia és una joia del paisatge de les terres de Valldemossa.

Aquest camí és de titularitat pública, segons figura en diversos documents del segle XVI, i l’Ajuntament de Valldemossa l’ha restaurat darrerament pel deteriorament que havia sofert des de fa 50 anys

EL REGNE DE L’ARXIDUC: Passat can Costa, anem a l’Ermita de la Trinitat i ja tothom remuga per berenar, cosa que feim. Després seguim pel bosc d’alzines i arboceres que passa per damunt de les cases de Son Galceran, arribem a Ca Madò Pilla, antiga hostatgeria que l’Arxiduc Lluis Salvador va restaurar (i avui en dia és un hotel fred).

En aquest punt ens trobem a allò que potser va ser el “nucli” d’una “sort de regne en miniatura de l’Arxiduc”, aquesta zona entre Can Costa i Miramar.

Jo no crec en bruixes i esperits, excepte quan camino per aquí en solitari a la posta de sol.

Ara seguim baixant cap a s’Estaca i sense arribar-hi anem a la zona anomenada “sa badiola” i “es guix”, zones que igualment tenen l’empremta de l’Arxiduc, en forma de camí “a ran de mar”, si bé ja molt perdut per les tempestes de la mar. Les onades llepen les nostres passes, però avui sense perill.

Arribats a sa Foradada, tenim per davant un petit repte, que el “guia” no sabrà resoldre, i és “Es pas des Gat”. M’ho temia. Entre diverses opcions, vàrem triar segurament la “pitjor”, però en sortirem sense massa dificultat.

Queda pendent d’investigar una ruta clara i segura.

ABANDONO: Ara molts ja “en tenen suficient” o tenen altres compromisos, així que de 15 passem a 4.

En petit comitè seguim “a la mala” en direcció a Cala Deià, passant per la zona de “Sa Pedrissa”.

El terreny és molt brut (vegetació seca), però per sort trobem un “camí empedrat” que ens acosta a la zona més baixa, si bé, acabem perdent es camí. Finalment, arribem a Cala Deià “sin más pena ni gloria”.

Ara només ens queden uns 12 quilòmetres (¡¡¡) però estem animats i és tot bon camí.

Comencem pel “Camí des Pintors”, fins a Bens d’Avall.

Anem vorera la mar, entre 10 i 20 metres d’alçada d’aquesta. El blau-esmeralda (quan fa sol) és aquí un altre de les meravelles de la contrada.

La font d’Alconasser, que sempre raja “molt fresca” ens permet recuperar ànims.

Pugem per la pista d’Alconasser on podem contemplar meravelloses cases amagades, molt cuidades,

VALL DE SÓLLER: Arribats a Can Bleda, només queda baixar pel Camí de Son Sales, un altres del racons poc coneguts de la Vall de Sóller, que amaguen una bellesa humanitzada.

Finalment una cervesa al centre de Sóller ens permet oblidar l’esforç i fer plans per noves rutes.

Gràcies a tots per acompanyar-me.

Para ver las fotos del día pulsa encima de la imagen.

Nos encontramoscon  algunos tramos que son bastante delicados, pero sin dificultad

El tramo de ruta que hicimos los menos valientes

Powered by Wikiloc

Barranco de son Gallard ( Crónica de Paulino )

Barranco de son Gallard ( Crónica de Paulino )

Impactos: 35

…….Solo tenemos una vida. Una vida para disfrutar, para sonreír, para llorar, para ser felices, para errar y sobre todo para jugártela descendiendo torrentes , la nueva afición de los Esquirols.

Así que este pasado sábado ni cortos ni perezosos nueve descerebrados nos atrevimos a descender el Torrent de Son Gallard situado en los dominios del Archiduc. Durante las semanas anteriores al evento, Abu y yo habíamos comentado la posibilidad de bajar este torrente ya que ninguno de los dos lo habíamos hecho con anterioridad: Así que fue la única propuesta para la excursión del sábado, y como sucedió con el anterior sorpresa mayúscula ante la afluencia de gente al acto. Gracias a la pericia y conocimientos de José y Andreu la progresión por el torrente se hizo de forma rápida y muy segura y en apenas 3 horas habíamos llegado a la orilla del Mar. No hace falta comentar las diferentes anécdotas de las que fuimos protagonistas pero no me puedo dejar en el tintero el enfado monumental de Bernar ante la ignorancia de todos a la hora de diferenciar un árbol de un arbusto: lo siento Bernar a nosotros pregúntanos sobre marcas de cervezas y ginebra……..,Surrealista la explicación de Rápel guiado que intentaba darrnos José y que cada uno interpretaba a su manera. Increíbles las vistas de la Foradada desde el cauce del Torrente, te dejan sin aliento a pesar de ser una de las imágenes más fotografiadas de nuestra Roqueta. Y por supuesto espectacular el último rápel de 30 metros en volado: todos disfrutamos como niños mientras hacíamos las mil y una payasadas descendiéndolo.

Como habíamos tardado relativamente poco tiempo en bajar hasta la orilla del mar el grupo decidió dirigirse hacia la Foradada para pegarse un baño

Leer más Leer más

4 de julio a la Mallorquina ( crónica des petit ET, Santi Quintana)

4 de julio a la Mallorquina ( crónica des petit ET, Santi Quintana)

Impactos: 9

Tal dia como el 4 de Julio, un sábado como otro cualquiera, 40º C de termómetro, Melga, Fernando, Guillem, Andreu, Jaume Bauzà, Jaume Garau, y Monika y Santi, después de varios meses sin aparecer por la montaña, fueron hacia la zona de S’Estaca.
Comienzo con paseo llano sobre el resto de uno de los antiguos Caminos de S’Arxiduc, lleno de vistas y miradores, donde contemplar la fantástica costa de la Serra.
Dirigiéndonos hacia el puerto de pescadores de S’Estaca, pudimos ver la casa del famoso Michael Douglas, junto su gran jardín, tramo en el cual sufrimos nuestra primera baja, Guillem por motivos de horario.
Conversación con algunos de los nativos del lugar y chapuzón para apaciguar el calor que empezaria a dar sus primeros manifiestos.
Abandonamos S’Estaca para emprender el camino hacia Sa Foradada, que comenzamos con un chapuzon en una calita. Jaume Garau, cansado de un paseo tan “light” se dispuso a acabar el resto del camino hacia Sa Foradada solo.
Subiendo y bajando rocas, parando a la vera del mar

Leer más Leer más

Puesta de Sol en sa Foradada

Puesta de Sol en sa Foradada

Impactos: 18

Por segunda vez consecutiva, como si hubiera venido para quedarse definitivamente y convertirse en uno de los referentes de nuestro verano mallorquín, se consolida la salida semanal de los jueves a captar instantáneas, varias, de puestas de sol en distintos sitios de nuestras escarpadas costas. Donde Andreu pone el ojo y marca la cruz allí que nos dirigimos al galope, al trote…o cada uno como puede, arramblando con todos los malos rollos allí por donde pasamos. Lo que originalmente se constituyó como el Club de los Palomos Cojos por evidentes motivos, tuvo ayer su primer cambio constitucional y por arte de birlibirloque, hemos pasado a ser el Club del Palomar, donde tiene cabida cualquier tipo de ave, pollos, pollas, gallinas, gallitos, ocas, codornices, halcones peregrinos…en resumen, cualquiera que tenga, ponga o le gusten los huevos.

Leer más Leer más