coasteerig,  Excursiones

TALAIA DE SON JAUMELL POR FERNANDO ALOMAR

Impactos: 69

– Tu sabrás lo que haces.

Cuando una mujer responde eso a un hombre, el susodicho sufrirá uno de los siguientes desenlaces: a) Muerte. b) Muerte. c) Defunción.

El susodicho en este caso es el autor de estas líneas, por lo cual escribo desde el purgatorio, minutos antes de ser recibido por San Pedro.

Mi primer error, mi craso error, fue sugerir que conocía esa zona (aledaños de Cala Guya y Cala Mesquida, en Cala Rajada), mejor que la compañera que propuso la ruta en primer lugar, Catalina de S’Horta.

Mi segundo, mi otro imperdonable error, fue no estar a la altura de mi reto, dejando en evidencia ante la zaherida compañera, y el resto del grupo, que iba de farol. Farol parcial. Por un lado, veraneo en Cala Rajada desde que era una alubia en el bombo de mi madre. Por otro, en los últimos años he pateado esa zona bastantes veces pero no tantas como para conocer cada milímetro cuadrado del terreno. Estaba sujeto, por tanto, a pequeños lapsus de memoria ubicativa (acrecentados por mi incipiente, o inminente, senilidad) que el resto de compañeros, como es norma en este grupo, no perdonan jamás.

El caso es que tras un pequeño despiste inicial (confundir una senda que rodea el Puig de s’Aguila con la que sube a su cima) y una duda en los aledaños de Cala Moltó, el conjunto de la ruta mereció un aprobado raspado, siguiendo el siguiente recorrido: Cala Mesquida (cruzando por el paseo de las dunas) – Puig de s’Aguila ida (merienda) y vuelta – Cala Moltó – Cala Llóbrega – Talaia de Son Jaumell por una coma improvisada (qué menos que un poco de roña en una excursión tan fácil) – aledaños de la Pesquera den Mascaró (cerca Cap des Freu) (comida) – Cala Mesquida a ran de mar (unos 20 mts por encima). Coronado con un rápido capfico por parte de tres valientes compañeros.

Fuimos pocos (una cotxada y media) y muy bien avenidos. Hizo un día espléndido, mucho sol y el calor justito para ir en manga corta sin sudar apenas, y hablamos de todo, como siempre. Hubo muchas risas, no pocas chanzas a los dos invitados a una cena de solteros ese día (no daré nombres, sólo dejaré caer que el vencedor fue con ayuda del VAR), y no faltaron las Estrellas Galicias, los Shandys y una sin gluten (sustituida en este caso por una sidra gallega rica-rica) en el bar Ca’n Patilla de Capdepera.

Poco más. Os dejo porque San Pedro no tolera la impuntualidad.

Las fotos del día,

Talaia de son Jaumell

Track de la ruta

Powered by Wikiloc

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.