Excursiones

Ternelles, del Pont Romà a Cala Castell

Impactos: 66

La excursión de esta semana estaba programada desde el pasado 18 de marzo, día que Irene obtuvo el permiso, de forma presencial, del ayuntamiento de Pollença para poder transitar por las tierras de Ternelles, según la servidumbre de paso que autoriza a un máximo de 20 personas diarias a recorrer este camino. La última sentencia de la Audiencia Provincial, de febrero del 2013, ratificando sentencias previas de organismos judiciales de menor jerarquía, en un error histórico e histérico, lo reconoce como de titularidad privada. He leído publicado que la propiedad iba a recurrir al Tribunal Supremo para que anulara la servidumbre pública de paso que habían reconocido los tribunales ordinarios y la Audiencia Provincial en la sentencia que menciono anteriormente, donde declaraba la titularidad pública del Camí de Ternelles, pero reconocía la existencia de un derecho de tránsito. Como la cuestión sobre la propiedad privada ya es firme, el Supremo solo se pronunciaría respecto a la servidumbre de paso, por lo que teniendo en cuenta quienes son y a quien defienden los de la toga en esta payasada de sistema que con todas las reminiscencias del pasado sigue controlando los destinos de este país, no me extrañaría nada que la próxima visita a Ternelles se tenga que hacer en sueños, en algún que otro viaje astral una de esas noches que uno duerme agitado o echando la vista atras, como un vil furtivo para que nadie detecte tu presencia. Por último, sin tener que ver directamente con lo escrito previamente, pero curioso, al menos, por ser una forma más de añadir inconvenientes al mero hecho de andar por parajes increíbles y espectaculares de nuestra geografía, es el tema de las amenazas, las prohibiciones y el politiqueo que se traen cuatro barrigas agradecidas y los que les ríen las gracias con el tema de medio ambiente. Nosotros que nos gusta y disfrutamos de la naturaleza en todas y cada una de sus formas y expresiones, somos los primeros en velar y proteger cada uno de estos parajes. Preguntamos, leemos, aprendemos y lógicamente atendemos a cualquier consejo, comentario, explicación lógica y coherente. El problema nace cuando excusándose en épocas de incubación, lugares de nidificación o vete tu a saber que se me ha ocurrido hoy, cierro a cal y canto para siempre, bajo amenaza de denuncia, una serie de lugares para disfrute de unos pocos y sus amigos. Y sabes que pasa? que empezamos a estar hasta los mismísimos de los unos y de los otros.

El inconveniente, ajeno a nuestra voluntad, que tiene una reserva con tanto tiempo de antelación es que van apareciendo compromisos ineludibles y situaciones varias. San Isidro en Madrid, boda en Sevilla, boda en Lloseta, cambios de turno y horarios de trabajo, escapadas románticas, giros de cuello y lesiones cervicales, problemas familiares y…..feria medieval en Capdepera. Vamos, una cantidad de acontecimiento previstos e imprevistos que hicieron que el número de asistentes     esperados en un primer momento disminuyera bastante. Aún así, los que pudimos acudir a la cita, disfrutamos de un día genial, desde el Pont Romà hasta Cala Castell, ida y vuelta, unos veinte kilómetros de asfalto, pista y caminos varios. Pasamos por s’Estret de Ternelles, sus barreras, foto típica de las distintas imágenes que aparecen siempre cuando en una publicación se escribe sobre el contencioso de la titularidad del Camí. Reconocer, la amabilidad del señor que nos atendió tras las barreras y lo especialmente cuidado y mantenido que se encuentra todo lo que nuestros ojos pudieron alcanzar a ver, eso si, sin salirse del camino. Majestuoso el Castell del Rei, vigilante impertérrito desde las alturas de toda la propiedad de Ternelles desde las casas hasta Cala Castell. El trayecto de ida lo hicimos tranquilamente, comentando excursiones anteriores por la zona, sobre todo una por el Pas des Pescadors y Punta Galera integral, recordando lo que fue un día completísimo. Ya en Cala Castell, unos cuantos se arremangaron y se mojaron los pies entre alguna que otra medusa escuálida. Servidor, con buen criterio, tuvo en cuenta la capa de ozono y la contaminación que ya sufren las aguas de nuestros mares y se abstuvo de quitarse las botas. Lo que de verdad quería era que no se perdiera demasiado tiempo ya que empezaba a acercarse peligrosamente la hora de comer y todavía había que ir a casa de Irene y Kiko, encender el fuego, preparar las viandas, brasearlas y dar cuenta de ellas. Las prisas venían dadas porque algunos queríamos estar duchados y limpitos a eso de las 18 horas, sentados delante de la tele a sufrir unos y disfrutar otros. La subida desde Cala Castell fue a piñón fijo, se impuso un ritmo alto y rápidamente llegamos al colladito desde donde se divisa perfectamente la extensión de la Propiedad dentro del valle del mismo nombre. Una, de cuyo nombre no quiero acordarme, fue subiendo a un ritmo bastante alto hasta que en una de las lazadas de la pista, por el esfuerzo y el calor, acabo sufriendo un pequeño mareo, del que pronto se repuso. Llegada de nuevo a las barreras, también al Pont Romà y….para acabar como buenos excursionistas, unos diez minutos de callejeo por la parte alta de Pollença, bajando unas cuantas escaleras de las que suben al Calvari para degustar en muy buena compañía unas cervezas y una gran barbacoa. Con un chupito del licor de naranja que trae de vez en cuando Jaume y el gin tonic de fin de fiesta, mencionar la asistencia por primera vez de Juanpe, agradecer una vez mas a nuestros queridos anfitriones de Pollença, Irene y Kiko y despedirme de mis cuatro lectores hasta el sábado que viene, que una vez repuesto del brazo…..subiremos als Forats Grossos.

CIMG0095
Naúfragos en Cala Castell

 

 

 

5 Comentarios

  • JAUME

    Una mención especial que veo que no has tratado en la crónica a los insectos de diversas especies que andaron todo el rato empreñando que a mi no me dejaron merendar en paz y que a Fernando le picaron en el culo.

  • Manel

    Buenos días,
    No sé si se me incluye dentro de los cuatro que suelen estar al día de las crónicas Fernandinas y Melgarianas, pero una vez más, el que suscribe, se las ha vuelto a leer. Con dos c… Pa cumplir. Pa estar al pie del cañón. Y que no se diga.

    Bueno, se que está feo decirlo, pero me alegro de que esta vez no fuese la excrusión de vuestra vida, de la puta ostia que lo flipas que te cagas de lo que molo. Porque es que ya esta bien, hombre! Que ya verás que la de Forats Grossos, a la cual es probable que pueda venir va a ser de esas en las que te mueres en vida. Poquito a poco, con 40º a la sombra, deshidratándote. Con carritxeras afiladitas (que hasta el gobierno se plantea cambiar las concertinas por el carritx en la frontera de Ceuta, que dicen que quedan más ecológicas y funcionan igual) pa que no se te ocurra venirte con pantaloncicos cortos para estar fresquito. Y vente con las uñas de los pies cortadas que va a haber buenas pendientes.

    Y cambiando de tema, Frenan, tienes un positivo por documentarte en el área jurídica y aportar datos de interés. Te lo tendremos en cuanta al final de la evaluación.

    Se echan en falta fotos de la torrada.

    Salud,

  • paulino

    SI necesito un abogado voy a llamar al estrado al letrado FRENAN , pero qué forma de atacar los poderes fácticos, pero qué forma de poner en tela de juicio un sistema constitucional con independencia de los poderes que lo constituyen… Montesquieu ha muerto?….
    Qué pena el no poder haber ido a la excursión… me imagino el pobre guarda de ternelles lo que tuvo que aguantar…..
    En fin como ha dicho Manel, el próximo sábado nos espera la madre de todas las excursiones; Forats Grossos el 24 de mayo será mortal.

  • Fernando

    Si señor, veo que la gente se va currando los comentarios y eso anima a seguir escribiendo, contando cuentos y a seguir dando caña a los “poderes fácticos” de un sistema constitucional que, no olvidemos, buena parte de los que ahora se les llena la boca hablando de su bondad e inviolabilidad como el dedo incorrupto de Santa Teresa, echaron pestes en su día y votaron en contra. Paulino, tu sabes que aparte de la ideología que calzamos cada uno y las ganas de montar mas o menos bronca, somos un grupo educado con ganas de pasarlo bien y si en la barrera de Ternelles nos atiende un señor amable y nos indica educadamente lo que se puede hacer y lo que no, pues gracias, amen y a respetar a nuestros conciudadanos, aunque se apelliden March y les pertenezca Ternelles.
    Nos vemos y la sufrimos el sábado…….buenísimo Manel lo de rescatar tu frase favorita “morir en vida”, jajaja

  • Melga

    Veo Fernando que tus palabras activan a los lectores, sigue escribiendo así y cada día tendrás mas adeptos entre los cuales me incluyo, y el sábado si hay que morir en vida por lo menos lo haremos con las botas puestas y con estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.