Torrent de Pareis 2018

Torrent de Pareis 2018

Impactos: 156

Mi amigo Jaime llevaba tiempo recordandome que este año aun no habiamos asistido a la excursión por exelencia de nuestra isla, el torrent de Pareis, como este verano ha sido muy caluroso y teniendo en cuenta el viaje que hicimos a finales de julio a bulgaria, la fecha que mejor se ajustaba para ir era este sábado 8 de septiembre, asi que un par de semanas antes fuimos concretando por los diferentes grupos de whatssp, como se iban añadiendo gente Isidro propuso alquilar un bus para nosotros, que nos solucionaria el viaje de ida y sobre todo el de vuelta, un gran acierto ya que fue clave a la hora de volver. Como ya es habitual me encargue de reservar restaurante en la calobra. No reunimos a las 6:20 a.m. en el sitio habitual de Inca cuando la excusión es por esa zona. Salimos puntuales y en Caimari nos esperva Vanesa, que ya estaba nerviosa pensando que nos ibamos a olvidar de recogerla ;-). Cuando llegamos a Escorca no llevamos una sorpresa , no somos los primeros en llegar, otro bus estaba descargando un grupo incluso mas numeroso que el nuestro  ( que somos 22 ). Comenzamos a bajar con las primeras luces y el suelo bastante humedo, asi que fuimos bajando con bastante precaución viendo que no solo habia un grupo bajando. Como va siendo una tradición parada obligatoria en el entreforc para reponer fuerzas y visitar la salida de sa Fosca para los novatos y enseñales las magestuosidad de lugar, la visita fue algo apresurada ya que con el gentio que estaba de visita no podiamos perder demasiado  tiempo. Ya en el primer paso empezamos a padecer los retrasos, sin imaginarnos lo que nos estaba esperando en mas de una zona. Pasado el primer paso dificil  en el cual estuvimos mas de media hora viene un gran caos de rocas,  donde volvimos a reunirnos un mogollón de gente a la espera de bajar el segundo y tercer paso donde volvimos  a perder un montón de tiempo, paciencia señor dame paciencia, recorde una de las frases favorita de mi amigo Eusebio ( se os echo de menos apañeros, cuanto me hubiera reido con vuestra compañia ). Un poco mas adelante fue dode Roberta tras un traspies se fracturo la muñeca, condicionando su particular excursión, en estas ocasiones es donde se ve el verdadero valor de la gente y sobretodo de algunos que no tiene precio tenerlos como amigos ( Isi , va po ti grande ). Isi me dijo que tierara para adelante que el con la ayuda de alguien nos seguiria con Roberta una vez que se estabilizara la muñeca. .  Con el transito tan lento que llevabamos nos ibamos adelantando unos a otros dependiendo de la gente, en un  momento dado llegamos a las badinas ( gorgs ) donde parecia imposible no bañarse para pasar al otro lado, las dos primeras las pudimos esquivar, por uno de sus lados la primera por su lado derecho por un agujero al que seguia una especie de tobogan bastante facil de destrepar,  en la segunda la gente no se decidia por donde pasarlo, algunos lo pasaron por el agua, mientras Rosendo y yo nos decidimos por subir un par de pasos no demasiado dificiles y pasarlo por su lado izquierdo, algunos de otros grupos lo hicieron por el lado derecho, mucho mas complicado. Llegando a sa cova de sa Pera  Vanesaya iba justita de fuerzas y practicamente la obligue a comerse una barrita energetica y a que bebiera para hidratarse, con eso un un pequeño instante de reposo volvio a esta apta para lo que aun nos faltaba. Pero aun nos quedaba lo mejor, o lo peor segun se mire 🙂 y esta vez no se iba a librar nadie de mojarse, y no hasta los tobillos si no mas bien hasta el pecho, en estos lugares se vio lo que con la colaboración de unos y otros somos capaces de hacer para ayudarnos, hicimos cadenas para pasar las mochilas y asi evitar que se nos mojaran, y entre bromas y risas fuimos pasado las piscinas de agua marronosa que nos impedian el paso. Pero el que la sigue la consigue y llegamos a sa font des Degotis, los primeros ya hacia un buen rato que habian pasado y como se habia hecho tarde, ya que eran casi las dos de la tarde, decidimos dar el último aceleron para llegar al restaurante lo antes posible. Cuando llegamos Roberta ya se habia marchado con un taxi de camino al hospital y los demas no tardaron en llegar. La comida transcurrio entre comentarios del dia. El grupo que arranco antes que nosotros aun no habia llegado al restaurante ya que coincidio que tambien tenian reserva, llegaron casia a las cuatro. Ya solo nos quedaba volver en el bus, y unos cabeceaban mientras entre bromas y risas volvimos al lugar donde nos habiamos encontrado por la mañana. Xisco tenias razón con lo de que habia llovido bastante por esa zona. Llevo muchos años haciendo esta ruta y siempre es diferente, nunca dejara de sorprenderme.

Salud y Muntanya.

Al agua patos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.