Descenso de barrancos,  Excursiones

Torrent de Pareis en Agosto……

Impactos: 175

Aunque este año ya habíamos hecho el torrente y además de forma novedosa, nocturna sin luna llena, faltaba tal y como marca la tradición, hacerlo en verano, en grupo y tras un bañito en la desembocadura de Pareis, quedarnos a comer una paella en Sa Calobra. Como siempre, en este tipo de bajada anual, aparecen los habituales, los esporádicos y los que nunca han hecho el torrente. Si para uno que ya lo ha hecho muchas veces sigue siendo una experiencia espectacular y un cúmulo de sensaciones varias, imagino que para el primerizo tiene que ser toda una aventura. Yo conozco a uno que lo ha hecho tantas veces, pero tantas, tantas…que de hecho creemos todos que nació en el lecho del torrente y cada año ( y ya tiene muchos ) acude a la llamada de la (su) madre…..naturaleza.

A mi personalmente me sorprendió la cantidad de coches que había ya a las 7 menos algo de la mañana en el parking del Oratori de Sant Pere de Escorca, enfrente del restaurante. Coches y gente, mucha gente. Sin dilación y tras el “Bon dia” de rigor, empezamos a andar por es Camí des Burgar, foto de grupo, menos el fotógrafo, en es Forat y directos hacía abajo. Al ir adelantando a un par de grupos en el descenso decidimos seguir hacía el Entreforc, una vez alcanzado  el lecho del torrente de Lluc y no parar a desayunar allí ni desviarnos para entrar en el final de Sa Fosca. La decisión fue acertada ya que de esta manera llegando nuestro grupo de 13 en primer lugar a los primeros pasos, evitamos el efecto tapón y fuimos avanzando a buen ritmo. Para llevar gente no habituada a este tipo de excursiones e incluso valientes que no lo habían hecho previamente, el ritmo de descenso fue bastante alto y sorprendieron por su agilidad en algún que otro paso complicadillo.

Como no nos encontramos ningún tipo de inconveniente en la bajada, a eso de las 10 y media estábamos ya en bañador remojando nuestro paseo en el mar. Agua espectacular, cerveza, no demasiado fría, en el chiringuito del Port de Sa Calobra y comida de picada y paella a eso de la una del mediodía. A las dos y poco, en previsión de lo que pasaría después y pasa siempre en verano, estábamos ya haciendo cola en la fila del autobús. Cabezadita en la subida y fin de trayecto.

Por más veces que hagas el Torrent de Pareis sigue siendo una grandísima experiencia y además disfrutas de ver las caras, primero de sorpresa y miedo a lo desconocido y luego de satisfacción y entusiasmo una vez realizado, de los primerizos. Gracias a todos por otro sábado divertido. Para ser la primera pateada desde el viaje a Pirineos, las piernas han respondido bastante bien……..

 

CIMG0139

Un comentario

  • Antonia Morro

    Un sábado más de excursión… y como siempre especial, divertido y para no olvidar… desde toda la familia mil gracias por un día inolvidable… reto conseguido para mi super mamá y repetición de mi padre….Mil gracias amigos….

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.